11-05-22

LA mano que mece la cuna. Tómelo bajo reserva, pero trascendió que al interior del gabinete del ayuntamiento capitalino crece cada vez más el malestar contra el hombre de todas las confianzas del alcalde Enrique Galindo, el secretario técnico del municipio, Carlos Gerardo Rodríguez Vázquez, a quienes altos funcionarios señalan de haber “secuestrado” la voluntad del presidente municipal, de ser “el poder tras el trono”, de hacer su santa voluntad, de tener “turbios negocios”, y de ser el responsable del desorden interno en el equipo de colaboradores de Galindo Ceballos, que incluso ya provocó la salida de algunos directores, la última, la del titular de Desarrollo Social, Jorge Viramontes, quien renunció a su cargo la semana pasada…

CARLOS G. Rodríguez, quien en su currículos asegura ser Licenciado en Administración Financiera egresado del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), aunque en una búsqueda en el Registro de Cédulas Profesionales de la SEP no se encontró evidencia alguna de su titulación; como dato curioso, el actual secretario técnico del ayuntamiento capitalino es hijo de Héctor Rodríguez Castro, quien se desempeñó como titular de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario y Recursos Hidráulicos (SEDARH), durante todo el gris sexenio del gobernador priista Fernando Toranzo Fernández, Rodríguez Castro, durante su gestión al frente de la Sedarh, fue acusado de desvíos de recursos públicos por el diputado Rubén Guajardo, quien lo señaló de haber otorgado, en 2013, más de 3.7 millones de pesos del erario al hijo del Toranzo, David Toranzo Ramos, por medio de programas de apoyos de la Sedarh a productores del campo, entregados a la empresa Aldaris del Altiplano S.A. de C.V. para la construcción de un invernadero en el municipio de Vanegas, huelga decir que a pesar de la denuncia y la evidencia de este desfalco, llegó Juan Manuel Carreras a suplir a Toranzo en la gubernatura y enterró todas las corruptelas de su antecesor…

PERO regresando al tema de Carlos G. Rodríguez, durante el sexenio de Toranzo se desempeñó como director de vinculación del Consejo Potosino de Ciencia y Tecnología (Copocyt), y ya en la administración del gris Juan Manuel Carreras, según algunos currículos consultados en la web, aparece como “sub director de informática” de la Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) y luego como “director de seguridad informática” dependiendo del despacho del Ejecutivo. En la campaña de Enrique Galindo se coló como coordinador de “la movilización territorial” donde, a decir de algunos cercanos, se comenzó a ganar la confianza del hoy alcalde, quien a su llegada al poder lo nombró como secretario técnico…

TRASCENDIÓ que apenas comenzaba la actual administración cuando Carlos G. Rodríguez intentó adquirir un costoso programa cibernético a pesar de que el municipio contaba con la capacidad técnica y de personal especializado para realizarlo, el caso es que no prosperó esa intentona, pero habrá que ver qué software ha adquirido el ayuntamiento recientemente, a qué costo y a quiénes, para verificar si no hay “goles” de este polémico funcionario…

EL problema es que el secretario técnico es “todólogo”, al igual opina de seguridad, de informática, de política, de comunicación social, de marketing, de cultura, de agua y drenaje, de obras públicas, en todo se mete y esto tiene muy molestos a los funcionarios municipales, quienes acusan a Carlos G. Rodríguez de bloquearlos con el alcalde, ya que este nunca o pocas veces los recibe y cuando lo hace es para regañarlos por las “gillas y tenebras” de Rodríguez Vázquez, al parecer ya son varios y fuertes enfrentamientos verbales entre altos funcionarios y el secretario técnico porque éste último invade funciones, por ejemplo, el tema de los más de 200 trabajadores del ayuntamiento a los que ya no se les renovó el contrato en las últimas semanas fue ideado y ejecutado por Carlos G. Rodríguez, con un desacierto político, social y legal que meterá en problemas a la administración de Galindo, en un futuro no muy lejano. Si Enrique Galindo quiere que su administración despegue y prospere, deberá de escuchar a otras voces que su acompañante permanente, el secretario técnico, en fin…

PD.- Faltan menos de tres meses para el arranque de la Feria Nacional Potosina (Fenapo), y hay serios problemas en el patronato, donde al parecer su presidente, Luis Antonio Zamudio tiene serias diferencias con la secretaria del patronato, Martha Elena Romero Reyes, que pueden comprometer el desarrollo de la gran fiesta de los potosinos, por cierto, trascendió que la secretaria Martha Elena Romero, nomás llegó al cargo y ordenó llevar unos toldos propiedad de la feria a su domicilio particular, quezque para que sus carros no se calentaran con el sol, ¿será?…Armando Acosta

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.