11-03-24

LOS aliados de hoy son los adversarios del mañana…

LA ya muy cercana elección presidencial del 2 de junio, no tiene comparación. Hoy, la configuración política en la entidad potosina es totalmente diferente a la de hace seis años, la de 2018, donde el candidato de la coalición “Juntos Haremos Historia”, Andrés Manuel López Obrador, arrasó en SLP al igual que en la mayoría de los estados. En 2018, PAN y PRI fueron por separado, aliados con algunos aliados, por ejemplo el blanquiazul que postuló a Ricardo “Chicken Little” Anaya Cortés, iba coaligado con el PRD y con Movimiento Ciudadano, mientras que el PRI quien llevaba como abanderado a José Antonio Meade Kuribreña, se asoció con el Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y con el partido magisterial PANAL, por último, Morena con el consabido “Peje” al frente, se alió con el PT y con el doctrinario PES…

SAN Luis Potosí, considerado entidad mocha, de derecha y tradicionalista dio la sorpresa, otorgó su voto masivo a AMLO en aquella elección, al obtener el actual Presidente el 41.9 por ciento del total de los sufragios, casi 409 mil papeletas a su favor, en segundo lugar Anaya Cortés con 257 mil votos, que representa el 26.3 por ciento del total, y por último el priista Meade Kuribreña en tercer lugar con 203 mil votos, el 20.8 por ciento. De los siete distritos federales, AMLO arrasó en seis, sólo el distrito V con cabecera en la capital y considerado en algún tiempo como uno de los más panistas del país, ganó Anaya, pero apenas con unos dos mil votos de diferencia…

CONTRARIO a toda lógica, la mayoría en el Senado en SLP se la llevó la alianza PAN-PRD-MC, sus candidatos: Leonor Noyola, en ese entonces en las filas del PRD y hoy en PVEM y Marquitos Gama, en ese tiempo en el PAN y hoy en MC, esta alianza obtuvo 330 mil votos, el 34.3 por ciento del total, mientras que la primera minoría, es decir el segundo lugar lo obtuvo Morena-PT-PES con 291 mil votos, que logró colocar al polémico Primo Dothé Mata en el Senado, dejando por primera vez en la historia del PRI sin senador, al obtener el tercer lugar con poco más de 274 mil sufragios, el 28.6 por ciento, que llevaba como candidatos a Luis Mahabub Sarquis y a Rebeca Terán…

EN las diputaciones federales, en el distrito I, la priista Sara “la espuria” Rocha ganó la elección al entonces panista Juan José Jover ahora de MC, en el Distrito II Ricardo Gallardo Cardona, actual gobernador hoy del Partido Verde pero hace seis años del PRD le ganó al impresentable José Luis Romero Calzada, hoy candidato del PAN a la alcaldía de Valles,, en el III Óscar “el cochiloco”, entonces del PRI, ahora del Verde, en el distrito V Josefina “mala suerte” Salazar entonces del PAN le ganó a Martha Orta, en el VI Guadalupe Almaguer del PRD ganó y en el VII Bernarda Reyes del PRI ahora diputada local del PAN le ganó a Marcelino Rivera hoy candidato plurinominal a una curul local por el blanquiazul. ¡Ufff! que galimatías, que batidillo de ideologías y que incongruencia, pragmatismo o “ventanas de oportunidad” dirían los aludidos…

TRES años después, en 2021, en la elección a la gubernatura, los históricos y acérrimos enemigos: el PAN y el PRI no tuvieron de otra más que aliarse, su debilidad era evidente y a tal grado que sabían que sólo unidos tendrían oportunidad de competir, ellos, con Octavio Pedroza como candidato, pensaban que el enemigo a vencer era Morena, pero se equivocaron, el Gallardismo, -que emigró con toda su estructura al Partido Verde desfondando por completo al PRD, que incluso en esos comicios perdió el registro local-, y dio el campanazo ganando la gubernatura por amplio margen, casi 60 mil votos de diferencia, dejando atrás a la alianza PAN-PRI, lo que queda del PRD e incluso al hoy inexistente Conciencia “Familiar”, y a Morena que tuvo el mal tino de postular a la impresentable y corrupta “doctora muerte” Mónica Liliana Rangel. En ese tiempo también hubo desbandadas, renuncias, reacomodos y “chapulinazos” como “la de Tantoyuca” Sonia Mendoza, entre otros…

EN esta elección, con la alianza parcial tanto en lo federal como en lo local entre Morena, el Verde y PT, las cosas para la oposición están cuesta arriba, pues hay que recordar que la coalición PRI-PAN y lo que queda del PRD sigue igual que hace tres años, sumando sólo su desprestigio y una candidata que nada más no levanta, bueno y el detalle de que el gobierno estatal ya no lo ocupa un prianista como Carreritas, el municipio más grande que gobierna la oposición es Guadalcázar, en tanto Morena-Verde unirán sus fuerzas y obviamente sus fortalezas, uno en el gobierno federal y otro en el estatal, al tiempo…Armando Acosta

 

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.