11-03-23

“QUIEN siembra vientos, cosecha tempestades”. “Pobres vidrios, pobres cortinas, pobres paredes pintarrajeadas por la turba. Lamentable que a una funcionaria de la UASLP le haga más ruido una pared pintada, cortinas quemadas y vidrios rotos, pero cuando ponemos denuncias en contra de un profesor o funcionario de la misma ¿a quién le hace ruido?, ¿Qué han hecho con todos los casos de funcionarios acosadores y violentadores de la UASLP?. El día de la marcha del 8M desde la biblioteca de la UASLP lanzaron gas verde a las mujeres que estaban en la protesta, y ¿eso no les importa? , ¿Cuándo les va a importar la seguridad de las mujeres universitarias?, ¡Dentro y fuera de la UASLP las mujeres sufrimos violencia, acoso y hostigamiento!”. Lo anterior, de forma clara y valiente, lo publicó en su muro de Facebook la consejera alumna electa de la Facultad de Psicología, Karla Itzel Luna Rivera, quien más tarde, junto con la actual vicepresidenta de la Federación Universitaria Potosina (FUP), Karen Marian Saucedo Castro, reprobaron las declaraciones de Patricia Flores Blavier, funcionaria universitaria encargada de la librería, quien se quejara de los destrozos al inmueble, el pasado miércoles en la marcha conmemorativa del Día de la Mujer…

“CÓMO va a importar más un vidrio, un muro, la cantera o las cortinas que las vidas de las mujeres que han quedado arruinadas después de tanta violencia y abusos, muchos de los cuales han ocurrido dentro de los espacios universitarios”, cuestionó Karen Marian, mientras que Karla Itzel cuestionó que la UASLP sólo le interesa salir en los créditos de películas de Netflix, como la recientemente presentada “Ruido”, donde se revela las penurias de las mujeres violentadas, “a nosotras que en la vida real lo sufrimos (el acoso y la violencia), no nos toman en cuenta las autoridades, si hemos actuado al grado de afectar edificios es porque no nos hacen caso” …

Y en lo que respecta a presuntos gases, al parecer lacrimógenos, que junto con polvos de extintores fueron lanzados desde las ventanas de la Librería Universitaria en contra de las jóvenes manifestantes, las dos líderes universitarias lamentaron la falta de un pronunciamiento oficial de la rectoría: “Había familias, niñas y no les importó, se pusieron a la defensiva, crearon pánico y tendrán que aclararlo” concluyó Luna Rivera…

Y es que, efectivamente, en videos y fotografías del día de la marcha, se observa cómo desde adentro de la librería, desde una de las ventanas, se liberaba lo que parecía un polvo de extintor color verde, pero al consultar a varios testigos presenciales, todos coinciden que tras disiparse la nube de gas comenzaron a llorarles los ojos y tener problemas con la respiración, características del gas lacrimógeno. Para desmentir o para aclarar, las autoridades universitarias no han plantado la cara, dicen que el que calla otorga, si son las mismas universitarias las que están señalando el uso de gases, lo menos que se esperaría de la Secretaría General de la UASLP es una conferencia de prensa de su titular. Sólo les alcanzó para un tibio boletín de prensa…

LO menos que se pide a la autoridad universitaria es seriedad, Patricia Flores deberá de dar una disculpa pública a las universitarias por sus lamentables dichos y realizar una investigación a fondo de los elementos de seguridad que a cargo del impresentable Antonio Garza participaron en el caso del presunto gas lacrimógeno, pero el problema es que andan más preocupados por las elecciones de los integrantes del próximo Consejo Universitario, que tendrá en sus manos la reelección de Zermeño o elegir a su relevo, por cierto, las votaciones realizadas ayer en las facultades para Consejeros Maestros estuvo plagada de irregularidades y descaradas intervenciones de los directores y otros funcionarios, como es el caso de la Facultad del Hábitat cuya directora, Rosa María Reyes y la líder sindical académica, la maestra que no es maestra, Martha Lucía López Almaguer, se volcaron sin pudor y abiertamente a apoyar la Planilla 2, quien era encabezada casualmente la líder sindical de esta facultad, que a la postre resultó electa, qué burdos pero en fin…

PD.- El foro de desarrollo urbano, realizado en el Centro Estatal de las Artes hace unos días dejó mucho que desear, para abrir boca, se tardaron hora y media en presentar a los “invitados”, un evento pésimamente organizado. Por cierto, habrá que preguntarle al alcalde capitalino Enrique Galindo qué quiso decir en su discurso de ese día, específicamente cuando, textual dijo: “El Centro Histórico es una bellísima camisa de fuerza para la ciudad”, “What the fuck?…Armando Acosta

 

Bookmark the permalink.

Comments are closed.