10-08-22

LOS que imparten la Ley, los que más la ignoran y la rompen. La Ley de Responsabilidades Administrativas para el Estado de San Luis Potosí vigente, en su Título Primero, Capítulo II, de los principios y directrices que rigen la actuación de los servidores públicos, en su Artículo 6º, Dice: “Los servidores públicos observarán en el desempeño de su empleo, cargo comisión, los principios de disciplina, legalidad, objetividad, profesionalismo, honradez, lealtad, imparcialidad, integridad, rendición de cuentas, eficacia y eficiencia”. “Conducirse con rectitud sin utilizar su empleo, cargo o comisión para obtener o pretender obtener algún beneficio, provecho o ventaja personal o favor a terceros”, todo esto lo saben los jueces, magistrados e integrantes del Poder Judicial del Estado…

TAMBIÉN saben a la perfección que el Título Tercero de dicha Ley, en su Capítulo II Artículo 51, dice: “Incurrirá en cohecho el servidor público que exija, acepte, obtenga o pretenda obtener, por sí o a través de terceros, con motivo de sus funciones, cualquier beneficio no comprendido en su remuneración; donaciones, servicios, empleos y demás beneficios indebidos para sí o para su cónyuge, parientes consanguíneos o por afinidad hasta el cuarto grado, parientes civiles o para terceros”, pero también saben que las leyes al respecto son laxas y al final de cuentas ellos la imparten, así que, poco les importa la Ley y sus consecuencias…

EL nepotismo no es nuevo y se da en los tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y en los tres niveles de gobierno: Federal, Estatal y Municipal. Pero es precisamente en el Poder Judicial donde está más arraigada y descarada esta ilegal práctica de favorecer con empleos a cónyuges, hermanos, hijos, cuñados, primos, tíos, nueras, yernos, compadres, socios y hasta “amiguitas”. Es de todos sabido y un secreto a voces que la Carrera Judicial en el Poder Judicial es una vil y burda farsa, donde las convocatoria y cursos están amañados, dirigidos, corrompidos hasta la médula, lo saben todos en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, de nada sirve esforzarse, estudiar, dedicarse y prepararse para tener oportunidades de ascender en el escalafón, los mejores puestos son primero para los familiares de los Magistrados y Jueces, después para los amigos y compadres de estos, e incluso, algunos sindicatos han denunciado que otras plazas y ascensos son vendidos al mejor postor…

AHORA es el turno de la actual Magistrada presidenta del Poder Judicial, Olga Regina García López, que al igual que sus antecesores, ha utilizado el cargo para beneficiar laboralmente a familiares y allegados, e incluso para pagar favores políticos. Sandra Griselda García López pasó de ser secretaria taquimecanógrafa a “técnica especializada” desde que su hermana Olga Regina ocupó la presidencia del STJE, mientras que Víctor Hugo Romo López. Sobrino de García López fue nombrado auxiliar administrativo en recursos financieros, en tanto que José Pablo, hermano de la ex diputada Paola Arreola, -quien votó a favor del nombramiento de Olga Regina- le dieron chamba en el Poder Judicial, pero además la presidenta del STJE benefició a sus colaboradores más cercanos…

QUE el nepotismo sea una práctica añeja no le quita que sea grave y un delito, peor aún que se dé en abundancia en el poder donde en teoría se imparte la justicia, insistimos no es nuevo, ya se ha publicado cómo hermanas, hijos esposas y demás parentela de jueces y magistrados como Graciela González, o Luis Fernando Gerardo González, son beneficiados con mejores contratitos o elevados de categoría. También no sólo se da en el ámbito local sino también en el federal. Hay diversos estudios y denuncias de hace varios años donde se demuestra que en el Poder Judicial de la Federación, en San Luis Potosí, está dentro de las cinco entidades donde más casos de nepotismo hay, se ha evidenciado cómo de los 23 jueces y magistrados federales en SLP, 16 de ellos tienen parientes laborando, y de los casi 700 empleados más del 31 por ciento tienen familiares laborando ahí, también se ha demostrado cómo los jueces intercambian empleos de sus parientes con colegas de otros circuitos; Mexicanos Contra la Corrupción también localizó casos escandalosos de nepotismo en SLP, al localizar al menos 12 parientes (un hijo, tres hermanos, tres cuñados, tres primos y dos sobrinos) del ex magistrado José Manuel Quistián Espericueta, laborando en el Poder Judicial de la Federación…

PERO mientras que no existan leyes más específicas y más duras para castigar el nepotismo, lo seguiremos sufriendo, para esto deberían de estar buenos los diputados, pero como también cojean de la misma pata, dudamos que lo hagan, pero en fin… Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.