10-01-23

EN septiembre de 2021, el gobernador Ricardo Gallardo Cardona anunció su intervención para hallar una solución definitiva al caso del acueducto de la presa El Realito, una obra a todas luces fraudulenta desde su planeación, selección de materiales y hasta su construcción y operación…

EN una licitación supervisada por el entonces presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Agua y Saneamiento (ANEAS), David Korenfeld Federman, la Comisión Nacional del Agua (Conagua) asignó la construcción de la cortina de la presa al Grupo Carso y todo su complejo de constructoras y proveedores, y así fue como edificaron la estructura que soporta 50 millones de metros cúbicos de agua en tiempos de bonanza…

A quince años de distancia del fin de la construcción, ni la cortina, ni su equipamiento han dado problemas; su funcionamiento es óptimo y promete duración de más de cien años…

EL contraste es el acueducto…

PARA hablar de su funcionamiento sólo hay noticias que avergüenzan y, para no variar, una falla en unas cuantas horas, antes era una noticia que causaba indignación, sorpresa, carencia de agua, enojo y clara evidencia de falta de responsabilidad…

DEJAR sin agua a 30 colonias cada que ocurre un accidente no es cosa de gracia; los gobiernos conocen desde hace años la calidad de la obra, y saben desde entonces que ese acueducto nunca debió entrar en funcionamiento, porque ni siquiera reunía requisitos de resistencia y mucho menos de los materiales que soportarán toneladas de agua por segundo…

MANTENER funcionando el abasto de agua El Realito por tantos años ha sido una aventura peligrosa, si se considera la estela de daños que ha dejado cada estallido y expulsión de cientos de metros cúbicos de agua, destrucción de infraestructura, falta de responsabilidad civil, violaciones al contrato y cero cobertura de daños…

ENOJADO, el gobernador dijo en aquellas fechas que obligaría a la constructora a reponer el acueducto y el alcalde de la capital Enrique Galindo Ceballos prometía que también presionaría en ese sentido, pero es fecha que la constructora no aterriza nada, no construye el tramo paralelo y sustituye por materiales resistentes…

HAY quienes piensan que ni con la presión de los dos niveles de gobierno, la empresa operadora cumplirá con la reconstrucción del acueducto, ni con la normalización del servicio…

EL Realito, lejos de representar una solución, ha significado un dolor de cabeza de más de siete años, que los potosinos han tenido que padecer, porque la Comisión Nacional del Agua, la Comisión Estatal del Agua y el Interapas han tenido que reemplazar su servicio y encima de todo pagar muy caro el metro cúbico de agua…

MILES de potosinos dicen “¡Ya basta!”, y nada parece sensibilizar a los operadores del acueducto, mínimo para renunciar y entregar la empresa a inversionistas con más voluntad de reemplazar toda la infraestructura.

PD. Llegaron los primeros cien años de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, y comienzan los siguientes cien que representan el mayor reto jamás ha subido por la institución universitaria. Ahora, el mundo globalizado exige competencias transversales, y así parece que lo ha dado a entender el rector actual Alejandro Javier Zermeño Guerra.

El Doctor Roberto Leyva Torres, quien celebró el cincuentenario en 1973 apostaba a la infraestructura; el rector Jaime Valle Méndez, quien celebró el 75 aniversario en 1998, apostó a elevar la calidad, a la globalización del sistema educativo universitario. Poco a poco se van dando prioridades y todas deben ir ligadas a la autonomía. Tratar de interceder desde el exterior en sus decisiones, será siempre y sin duda, un sacrilegio.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.