09-12-23

LEONEL siendo Leonel o el “Síndrome de la Chimoltrufia”…

LEONEL Serrato vive en una continua y permanente contradicción, la primera, que su principal virtud sea su peor defecto: su lengua. Poseedor de un don innato: la oratoria, y una agilidad mental que alimenta su retórica, el fedatario ha hecho de sus discursos su mejor carta de presentación y mérito; desde muy joven, esta virtud lo llevó a ser el orador inicial de los mítines del doctor Nava en 1991, pero también, esa elocuencia y esa aguda labia que proviene del hígado, lo ha hecho prisionero de sus propias palabras, a tal grado de perder toda su credibilidad, congruencia y prestigio…

SERRATO Sánchez cree que su elocuencia y locuacidad le es suficiente para cubrir sus bandazos políticos, contradicciones, en la ausencia total de convicciones y una ética muy flexible y elástica. Leonel traicionó al navismo y apoyó al priismo que llevó a Horacio Sánchez a la gubernatura, el pago: una Notaría; con Silva Nieto se agazapó en su papel de fedatario, con Marcelo de los Santos le salió lo contestatario y fue uno de los más férreos opositores; apoyó al priista Toranzo a la gubernatura, y al triunfo de este, Leonel fungió como asesor, pero la sangre llama y se peleó con el tibio galeno…

EN el 2018, Leonel es abanderado por Morena como candidato a la alcaldía capitalina, en ese tiempo, Gallardo Juárez buscaba la reelección en la presidencia municipal por el PRD; como siempre en sus incendiarios discursos Serrato se descosió. Aseguró que el Gallardismo no era un partido, “era un cártel”, tres años más tarde el notario se tuvo que tragar sus palabras y volvió a desempolvar su traje de Judas Iscariote, en un evento con un Leonel abyecto y zalamero, le levantó la mano a Ricardo Gallardo Cardona, entonces candidato del Partido Verde a la gubernatura, asegurando que “el pollo” era “el verdadero representante de la 4T”, además. tras declararse ferviente “pollolover”, ahí mismo Serrato aceptó la candidatura del Verde a la alcaldía de la ciudad, al triunfo de Gallardo Cardona, el premio de consolación a Leonel fue la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, luego de muchos dislates y diarrea declarativa, Serrato tuvo que renunciar al cargo, para regresar como coordinador regional del Gobierno Federal…

Y tres años después, apenas el miércoles pasado, en una desangelada “asamblea de información” en la plaza de la democracia, bajo la estatua de Salvador Nava, su mentor al que traicionó, Leonel se destapó como precandidato de Morena a la alcaldía, donde la caricatura de tribuno Serrato se volvió a desbocar, al pedir en su discurso a los contados asistentes que “no votaran por cerdos ni pollos depredadores”…

LA doñita Rita Ozalia Rodríguez, el ridículo del TikTok, Gabino Morales y el Judas Serrato, andan muy nerviosos, los dos primeros buscan la senaduría y Leonel, por tercera ocasión, la alcaldía capitalina, ya oyen pasos en la azotea. Tras cinco años de ostentar la representación de gobierno federal y de la 4T en la entidad, nunca pudieron concretar una estructura sólida en el brazo político, Morena, durante los tres primeros cuatro años y debido a su debilidad e incapacidad política, permitieron que Sergio Serrano se apoderara del partido y de sus recursos, millones de pesos fueron desviados por Serrano. Al cuarto para las diez, a finales de 2022 impusieron a Rita Ozalia en la dirigencia estatal, una señora, dicho por ella misma “sin experiencia política”, pero con fuertes relaciones en los altos mandos al ser hermana de Rosa Isela Rodríguez, la todopoderosa Secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana…

AYER mismo, Gabino publicó un desplegado “en apoyo a Gabino” donde además, aseguran que “en Morena, el pueblo manda”, advirtiendo a la dirigencia nacional que la militancia organizada no permitirá imposiciones, ni decisiones que vayan en contra de nuestros principios, y menos aún, que no se respete la voluntad del pueblo”, ah caray, ¿Qué no la decisión del pueblo se dará en las urnas el domingo 2 de junio del próximo año?…

A ese nivel de inseguridad y preocupación están la dupla de “agusticidad” Gabino-Leonel, quieren dar un albazo y romper la alianza con el Partido Verde, para quedarse con el pastel completo, están en su derecho de intentarlo, pero, que no se les olvide que las decisiones se toman en la Ciudad de México, sólo hay que ver a Monreal, Ebrard, Harfush, entre otros, que amagaron con alborotar el gallinero y les dieron un estate quieto, por lo cual no nos sorprendamos si en próximas fechas Leonel es candidato por Movimiento Ciudadano y empieza a hablar mal de AMLO…Armando Acosta

 

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.