09-12-21

NO dudamos que la intención de reconstruir el Hospital Central Ignacio Morones Prieto haya sido, en su momento, buena.

SIN embargo, de buenas intenciones está pavimentado el camino del infierno, señala un viejo refrán.

NO pasa un día en el que las nuevas autoridades de salud no detecten una nueva carencia, un nuevo defecto o una nueva mala decisión tomada por la pasada administración estatal a cargo de Juan Manuel Carreras López.

PARA desgracia de los potosinos, las nefastas consecuencias los errores, omisiones y deficientes decisiones tomadas en el sexenio pasado se detectan en los peores momentos.

EL día de ayer, por ejemplo, se descubrió con sorpresa que el Hospital Central ya no cuenta con un helipuerto en el cual se pueda recibir a la gente que llega en casos de extrema urgencia.

LOS desafortunados pacientes, en esta ocasión, fueron los policías que arribaron al nosocomio en las aeronaves estatales desde el municipio de Cerritos en donde fueron lesionados en un enfrentamiento con las fuerzas del hampa.

CADA vez es más evidente que el nuevo Hospital Central no es más que un enorme “elefante blanco” porque hasta ahora nada se ha dicho acerca de si los espacios vacíos que detectó el gobernador Ricardo Gallardo Cardona, ya fueron ocupados por algo más que aire.

ESO sí, en su momento el equipo de Juan Manuel Carreras no se cansó de anunciar con bombo y platillo la edificación de la moderna estructura, pero que de nada ha servido porque hasta ahora el Insabi no ha proporcionado el equipo que requiere para operar adecuadamente.

VAMOS, no podemos olvidar la terrorífica noticia de que el hospital almacenaba una gran cantidad de medicamentos inutilizables porque habían caducado y otros porque presentabas probables adulteraciones.

CAMBIANDO de tema, llama la atención la declaración que hiciera el diputado local del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Cuauhtli Badillo, en el sentido de que no permitirán que el Poder Ejecutivo tome por asalto la Auditoría Superior del Estado.

SEÑALA el legislador que su bancada se mantendrá al pendiente de que el organismo recupere su carácter de organismo independiente para garantizar una adecuada revisión de las cuentas públicas.

POR su parte, el coordinador de la bancada del Partido Verde, José Luis Fernández Martínez, señala que con la coyuntura generada por la salida de la titular del organismo, Rocío Cervantes, aprovecharán para realizar una reestructura a fondo.

SEÑALA el legislador que detectaron que sólo el 40% del personal del organismo realiza labores de auditoría y a ello atribuye los malos resultados de su labor.

CABE recordar que la actual Legislatura no le aprobó ni uno sólo de los 114 dictámenes finales de auditoría, situación a la cual se atribuye la salida de la ahora exauditora.

POR el bien de las finanzas públicas estatales, ojalá se logre el objetivo de mejorar la labor de la auditoría ya que esta es la única manera de garantizar el buen aprovechamiento de los muy escasos recursos públicos.

QUÉ bueno que los diputados encargados de la Comisión del Agua en el Congreso del Estado se den cuenta que es necesario premiar, de alguna manera a las personas que sí pagan a tiempo el servicio.

TAL pareciera que sólo favorecen e impulsan la cultura del no pago, la cual por cierto es en gran parte el origen del quebranto y los apuros económicos del Interapas.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.