09-10-21

EN la reunión entre el gobernador Ricardo Gallardo Cardona y alcaldes de toda la Huasteca realizada ayer en Ciudad Valles, la queja de los ediles fue recurrente: la seguridad. Los presidentes municipales sin excepción, expusieron el lamentable y preocupante estado de las corporaciones policíacas que recibieron de sus antecesores, sin patrullas la mayoría y las pocas que dejaron en pésimas condiciones, sin armamento, sin equipos eficientes de comunicación, elementos sin certificación, sin capacitación, con uniformes y fornituras que dan pena, viejos y remendados y una total descoordinación con otros órdenes de gobierno; cómo estarán de mal las cosas que en Ciudad Valles, la ciudad más grande de la Huasteca y la tercera del estado, el anterior alcalde Adrián Esper dejó sólo tres patrullas para resguardar la seguridad de casi 180 mil habitantes. Lo expresado ayer por los ediles se repite en todos y cada uno de los 58 municipios de la entidad potosina…

GALLARDO Cardona, acompañado de su gabinete de seguridad y otros funcionarios así como del delegado federal Gabino Morales y los altos mandos de la Guardia Nacional y de la Sedena, se comprometió a reforzar la seguridad, y de inicio mandar a los municipios que más lo requieran los vehículos abandonados por la pasada administración en la Secretaría de Salud, convertidos en patrullas para las corporaciones municipales, también se acordó, moción respaldada por Gabino Morales, que ahora sí exista una coordinación efectiva entre la federación, el estado y los ayuntamientos, para implementar estrategias eficientes para enfrentar a la delincuencia, Pero además de la ayuda, el gobernador advirtió a los alcaldes que el problema de inseguridad y combate al crimen es responsabilidad de los tres niveles de gobierno, que ya era hora de que los municipios asumieran su compromiso y “apretarse el cinturón” en los gastos para aplicarlos a la seguridad, “el pollo” mencionó que han detectado que en muchos de los ayuntamientos, en pasadas administraciones, se tenían contratados -y con altos salarios- más “asesores” que policías…

POSTERIORMENTE, los funcionarios se reunieron con productores cañeros de la Huasteca y el clamor generalizado fue, otra vez, la seguridad. La industria de la caña en esta zona es la actividad económica más importante, según estudios serios, al menos 70 centavos de cada peso que circula en Ciudad Valles proviene de la producción de caña, todo gira alrededor del cultivo de la gramínea y de las zafras que se procesan en cuatro ingenios instalados en la región, y en cada término del ciclo agrícola se estima una derrama de alrededor de los 3 mil millones de pesos; en los últimos años, debido a su importancia, los cañeros han sido víctimas de extorsión de grupos del crimen organizado, quienes han llegado al extremo de exigir a las organizaciones cañeras una cuota por cada tonelada cosechada y molida; los productores externaron en la reunión su temor y preocupación sobre estos hechos y pidieron con urgencia que se implementen protocolos y se refuerce la seguridad en torno a esta importante actividad, se tomaron acuerdos pero también se pactó la instalación de mesas de trabajo conjuntas entre el gabinete de seguridad y los cañeros, para afinar las estrategias para acabar con esta pesadilla…

HUELGA decir que la situación de seguridad en la entidad está cuesta arriba. Las corporaciones policíacas están en su nivel de confianza más bajo de su historia, la ciudadanía hoy en día no sabe a quién temerle más: a un delincuente o a un policía; las corporaciones, principalmente las municipales, están infiltradas por el crimen organizado, los uniformados que no acceden a trabajar parar el hampa están amenazados por ésta, la percepción de inseguridad de los potosinos está más alta que nunca; hay un déficit histórico e importante de elementos tanto en la policía estatal y municipal, el equipamiento es raquítico y deficiente, la corrupción permea de arriba abajo, los sindicatos de burócratas, no se diga el SITTGE de la “Paca-billetes-chantajes” y el SUTGE de “Nina” Lara Argüelles, junto a los dos últimos gobernadores (Toranzo y Carreras), son los principales responsables de socavar a las corporaciones al sindicalizar a un buen número de elementos de la estatal, hay mucho trabajo por hacer, pero ni hablar…

PD.- ¿Olvidadizos o gandallas?, resulta que ayer, en la plaza de Soledad de los Ranchos, en la develación de la escultura de Eulalio “SAX” Cervantes, finado saxofonista de La Maldita Vecindad, oriundo de este municipio, a las autoridades actuales se les “olvidó” mencionar que el que planeó, operó y concluyó todo el proyecto del homenaje al “SAX” fue el anterior alcalde Gerardo Zapata, quien por cuestiones de tiempo no pudo inaugurar la obra; qué desconsiderados, y eso que su sucesora, Leonor “Mamaleo” Noyola es del mismo partido, así se las gastan, pero en fin, Honor a quien honor merece…Armando Acosta

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.