09-08-23

EL doctor “Jijitla”…

EL Centro Estatal de las Artes, es quizás uno de los sitios más emblemáticos y hermosos de San Luis Potosí, una prisión porfirista de finales del siglo XIX, rescatada, con muy buen gusto hay que decirlo, catalogado como Monumento Histórico por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH); durante más de 105 años, hasta 1999, este inmueble fue la principal cárcel de la entidad, incluso Francisco I. Madero estuvo preso en ella y en una de sus celdas se fraguó y redactó el Plan de San Luis que dio vida e inicio a la Revolución…

EL objetivo del Centro de las Artes es la educación, producción, investigación y divulgación de las artes, además es sede del Museo Leonora Carrington. Desde su creación en 2008, ha tenido directores excelentes, buenos, malos y al actual Miguel Ángel Romero Miranda, que según el escueto currículo plasmado en el boletín de cuando asumió el cargo, es de profesión licenciado en Economía, “doctor en Ciencias de la Educación” por la Universidad Iberoamericana, con especialidad en Ciencias Económicas por la Universidad Autónoma de Baja California, es decir, nula experiencia en el área de la cultura y las artes…

DÉBORAH Chenillo, Magdalena Mass, Laura Elena González, Eudoro Fonseca y Elizabeth Rodríguez, han sido los encargados de dirigir durante estos últimos 15 años al CEARTSLP, algunos lo han hecho excelente, como Eudoro, Chenillo y Mass, algunos no tanto como Laura Elena y Elizabeth Rodríguez que duró poco en el encargo, pero ninguno tan malo, tan deplorable, tan inexperto y tan malo, como “el doctor Jijitla” Romero Miranda…

TODO tiene la calabaza. El septuagenario Romero Miranda, además de no contar con el perfil académico ni profesional, al ser de profesión economista y jamás haber tenido un cargo, un puesto en el área cultural, no conoce la entidad potosina, ni sus tradiciones, ni su historia y menos su cultura, vaya, no sabe ni pronunciar bien Xilitla, pues siempre dice al referirse a ese municipio surrealista de la Huasteca norte, como “Jijitla”, pero además es un personaje de mecha corta, misógino, irascible, explosivo, que sustituye su ignorancia por el regaño, los gritos y los golpes en el escritorio…

NADIE sabe de dónde salió “el doctor Jijitla” Romero Miranda, quien asumió el cargo el 12 de mayo pasado a manos de la defenestrada secretaria de Cultura, Liz Torres, desde ese día a la fecha, -menos cuando toma sus largos fines de semana para irse a Baja California donde radicaba, pues se va desde el jueves y regresa con la fresca hasta el martes- los empleados de todos los niveles viven un infierno laboral…

EL problema de maltrato y un ambiente laboral tóxico al interior del CEARTSLP que ya raya en el terrorismo psicológico, ya es preocupante y está a punto de convertirse en un conflicto para el gobierno del estado, debido al enorme enojo e indignación de la gran mayoría de los empleados, donde no se descarta incluso, un paro de labores o la toma de la institución…

ROMERO Miranda, ante su total desconocimiento, despotrica del arte contemporáneo, despotrica contra la cultura en general, y más contra los que saben del tema y han sacado el trabajo del CEART desde hace años, ahora “el doctor Jijitla” se ha rodeado de gente como él sin experiencia, a los asistentes de diversas áreas las ha elevado como directores de área, por ejemplo Luz del Carmen González Palomares, por cierto de profesión edificadora y administradora de obras, y comisionada de la Seduvop, que era asistente en el Museo Leonora Carrington, la nombró directora del sitio; además tiene aterrorizado a todo su personal, incluyendo a su joven asistente que se trajo de la Ciudad de México. El gobernador deberá de tomar cartas en el asunto, y solucionar lo más pronto posible este entuerto que puede escalar a otras proporciones, mayúsculas, pero en fin…

PD.- De pena ajena, participación de la senadora por San Luis Potosí Graciela “la maistra chela” Gaitán ayer en el pleno, donde se subió, dizque a defender los polémicos contenidos de los libros de texto gratuito, y de plano hizo el ridículo, “cantinfleo” a tal grado que la secretaria del Senado, de tanta pena ajena tuvo que concluir la participación de “la maistra Chela”, para vergüenzas no paramos con esas representantes, ni hablar…Armando Acosta

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.