09-06-21

“LA victoria tiene muchos padres, la derrota es huérfana”. Obviamente, tras las pasadas elecciones, hay grandes perdedores, unos más y otros menos, pero hay muchos caídos tras campañas de lo más bajo, sucias y desaseadas, el reparto de culpas no se ha hecho esperar y conforme se confirmen los resultados, habrá más conflictos al interior de los partidos y coaliciones, pugnas internas que redefinirán el futuro de estas instituciones políticas…

EL PRI es uno de los grandes perdedores, sufrió una disminución de votos del 4.1% con respecto a la elección del 2018, y aunque ganará una veintena más de curules federales, pero lo más grave es que hasta el día de hoy, el partido tricolor gobierna el mayor número de entidades, doce, pero en unos cuantos meses debido a las derrotas en las urnas esa cifra se reducirá a sólo 4 estados, pues en las pasadas elecciones, a pesar de ir coaligados con el PAN y el PRD en la mayoría de ellos, perdieron verdaderos bastiones tales como: Colima, Campeche, Sinaloa, Sonora, Guerrero, Tlaxcala, Querétaro, Zacatecas y San Luis Potosí, es decir, en un día perdieron el 60 por ciento de sus estados gobernados, el tricolor se queda sólo con Oaxaca, Estado de México, Coahuila e Hidalgo…

A nivel local, el PRI, además de perder la gubernatura, en la elección de 2015 donde resultó electo Carreras registró más de 250 mil votos, solo el PRI sin contar los votos de sus partidos aliados; en los pasados comicios, el tricolor no rebasará los 130 mil sufragios, en la elección del 2018 para diputados locales el otrora invencible logró más de 226 mil votos, lo que representa una caída de alrededor del 50 por ciento. en lo que respecta en el Congreso local, hace tres años ganó tres diputaciones de mayoría y obtuvo dos plurinominales, de confirmarse las cifras preliminares, el Revolucionario Institucional se quedaría con tres de mayoría, pero por el menor número de votos lograría sólo una de representación proporcional, por lo que su bancada quedaría reducida a cuatro escaños, amén de que se quedan sin ningún diputado federal de SLP de mayoría…

EN lo que respecta a las alcaldías, ya que debido a la coalición integrada por PRI-PAN-PRD y CP y sus diversas alianzas, no podemos saber que de estos partidos registró en cada municipio, pero lo que sí podemos asegurar que hace actualmente, esta alianza gobierna 39 ayuntamientos, hoy con los resultados del PREP apenas suman 26, mientras quien tuvo un mayor crecimiento fue el PVEM, que hace tres años ganó cinco presidencias municipales y ahora, junto con el PT, alcanzarían 16, a nivel nacional el Verde fue el partido que superó los votos recibidos en 2018, 116 mil sufragios más…

MORENA, aunque ganó once de quince gubernaturas en disputa, el domingo, en base a los resultados del PREP, en la elección federal perdió 3 millones 565 mil votos con respecto a la elección del 2018, también le fue mal en su bastión, la Ciudad de México, pues pasará de gobernar 14 alcaldías a sólo 7; a nivel local no ganó ninguna diputación de mayoría, mientras que en los comicios pasados arrasaron junto con sus aliados PES y PT; el partido que más perdió fue el PRD, a nivel nacional su votación cayó en un 38.1 por ciento y a nivel local podría perder el registro, por lo que se quedaría sin diputados plurinominal, amén de que tampoco mandarán representante a San Lázaro, cuando hace tres años ganaron dos distritos…

EL PAN, con su alianza, le dio oxígeno a un agónico PRI, a nivel federal también logrará una treintena más de curules, el blanquiazul pierde dos gubernaturas y reduce sus votos con respecto al 2018 en un 8.2 por ciento: Nayarit y Baja California Sur, conserva Chihuahua y Querétaro, de nueve estados gobernados, se quedarán con siete; sólo obtienen un distrito federal, en el Congreso local ganaron en tres distritos de mayoría y podrían contar con hasta dos plurinominales, perderían la gubernatura y aunque ganarían en coalición la alcaldía capitalina, Enrique Galindo es del PRI…

Y bueno, con la levantada de mano de la candidata de Morena Mónica Rangel a Ricardo Gallardo Cardona, al reconocerle el triunfo del abanderado del PVEM, que el gobernador Juan Manuel Carreras haya aceptado que Gallardo lleva la ventaja y el alejamiento del PRI de Octavio Pedroza, son claras señales del Palacio Grande de que no meterá las manos en los resultados de la elección del domingo, esto además de sumar el reconocimiento del Presidente de la República del triunfo del Verde en la gubernatura de SLP y hasta “el mijis” que en redes sociales también felicitó a Gallardo Cardona por la victoria, es una muestra de que el resultado del conteo rápido del INE no tendrá variación y que el próximo domingo le entregue el CEEPAC la constancia de mayoría al “Pollo”, en fin…Armando Acosta

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.