09-02-22

A más de cuatro meses de asumir el cargo, la nueva administración estatal continúa encontrándose con casos de la “herencia maldita” dejada por el ex gobernador Juan Manuel Carreras López, quien prácticamente desapareció del escenario potosino, algunos aseguran que el ex mandatario anda en Estados Unidos, otros que paseando en Europa, el caso es que siguen apareciendo “proveedores” que exigen el pago de facturas de servicios, productos u obras, en cuestión de obras hay algunos constructores “consentidos” de la pasada administración como los Caballero, Llamazares y Pozos entre otros, que dejaron los trabajos inconclusos, de pésima calidad o de plano inexistentes, que insisten en cobrar presuntos adeudos, también se encontró el manejo discrecional de cientos, quizás miles de millones de pesos que en el pasado sexenio, en efectivo se pagaban a funcionarios de todos los niveles por medio de las mentadas “compensaciones”, amén de los innumerables casos de corrupción en casi todas las dependencias, principalmente en Salud, Seguridad, SEDUVOP, Pensiones, Oficialía Mayor, la Secretaría General de Gobierno y la CEA, entre otras…

PERO donde no paran las sorpresas es en la obesa y abultada nómina que dejó Juan Manuel Carreras en el gobierno estatal, miles de trabajadores que sólo calientan el asiento, no se diga si son sindicalizados, cierto es que hay otros tantos que sí desquitan la quincena, pero son los menos, una auténtica bomba de tiempo que de seguir este derroche en salarios, bonos, compensaciones y demás onerosas y poco desquitadas prestaciones, no habrá dinero que alcance en el futuro para cubrir este rubro…

PARA que Usted querido lector se dé una idea de estos excesos, veamos algunos bonos que reciben los empleados del Sistema Educativo Estatal Regular (SEER): Bono por ajuste de calendario, compensación nacional única, para el fortalecimiento a la economía de los trabajadores del magisterio, de adquisición de materiales, de asignación de actividades culturales, apoyo a la formación profesional permanente, fortalecimiento de incentivos a la calidad educativa, de actualización y capacitación magisterial, por servicios a la docencia, del día del maestro, ayuda para la adquisición de libros, para la adquisición de tecnología, trabajadora social, para la adquisición de útiles y herramientas, del día del administrativo, estímulo por puntualidad y asistencia, bono incentivo a la gestión pedagógica, estímulo al desempeño docente, de incentivo para la aplicación de la nueva propuesta curricular, bono de ayuda al transporte, reconocimiento extraordinario a la labor docente, organización ciclo escolar, apoyo a la superación académica, por el día mundial del docente, para el personal de apoyo y asistencia de educación básica, de fortalecimiento a la calidad de vida, apoyo a la cultura física y recreativa, por servicios a la docencia, vales de despensa, regalo navideño, apoyo a la superación, etcétera, etcétera, sólo les falta un bono por ir al baño y por respirar…

OTRA área donde hay exceso de personal es en la Secretaría de Cultura, la dependencia que tiene en nómina a más directores, los de los museos, los que en pocas semanas cumplirán dos años cerrados casi en su totalidad por la pandemia, pero que antes de esta eran espacios poco atractivos y muy poco visitados, con algunas excepciones como el Laberinto. La Secretaría de Cultura tiene a su cargo al menos 14 museos, al cual este año se les destinó un presupuesto de casi 190 millones de pesos, el más oneroso es el Centro Estatal de las Artes (CEA), ubicado en las antiguas instalaciones de la penitenciaría en la Calzada de Guadalupe, el CEA cuenta con un presupuesto de más de 45 millones de pesos, y donde hay más empleados que alumnos y asistentes…

EL Centro Estatal de las Artes desde su origen y formación es una institución dedicada fundamentalmente a la educación artística. Pero, el CEA cuenta con poco más de 120 empleados, de los cuales menos de 40 son catedráticos en diferentes disciplinas artísticas, la mayoría de ellos muy reconocidos artistas, pero el resto del personal es administrativo, es decir, dos terceras partes de la nómina del CEA se encarga de otras actividades, huelga decir que la mayor parte del presupuesto de esta dependencia se va en el pago de nómina y prestaciones, también es justo decir que hay algunos de estos administrativos que cumplen con sus labores profesional y eficientemente, pero la gran mayoría, no sólo en estos dos años de pandemia, sino que casi todo el tiempo, están prácticamente becados, la secretaría de Cultura, como buena contadora sabe que una nómina obesa e ineficiente no es bueno para ningún negocio, público o privado, ya es tiempo de que la funcionaria aplique sus conocimientos y realice una buena limpia, pero en fin…Armando Acosta

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.