07-12-22

LOS tiempos políticos adelantados. Exactamente hoy, faltan 519 días para que el 2 de junio de 2024, los mexicanos vayan a las urnas y elijan al Presidente de la República número 66, quien sucederá al actual Andrés Manuel López Obrador, también se elegirán 128 senadores y 500 diputados (si no se reforma la Ley Electoral con el “Plan B” de Morena), se renovarán 9 gubernaturas y 30 legislaturas locales (excepto Estado de México y Coahuila que lo harán en el 2023) así como, en el caso estatal, los 58 alcaldes. Es decir, faltan casi año y medio para los comicios presidenciales y ya la “grilla” y el termómetro político están ya muy caldeados.

EL escenario político en el país se recompone día a día. Lo que parecía, hace un par de meses, la muerte política de la alianza “Va Por México” entre el PAN-PRI (ya no contamos al PRD pues es prácticamente un zombie político), debido a que el partido tricolor le hizo la chamba a Morena al hacer suya y apoyar una ley que permitía que la milicia siguiera a cargo de cuestiones de seguridad civil en el país, pero ayer mismo, este bloque opositor se apuntaló de nueva cuenta, al lograr rechazar la iniciativa para reformar la Ley Electoral propuesta por el Ejecutivo, aunque todavía falta que se consolide esta alianza, pues aún falta que se discuta el “plan B” de Morena en cuestión electoral después del descalabro inicial, no se quedarán cruzados de brazos…

SI otra cosa no sucede, en 2023, el bloque opositor irá juntos en las elecciones para gobernador en el Estado de México y en Coahuila, ambos bastiones priistas, como una especie de “cáliz” para repetir la alianza en los comicios de 2024; ojo, los resultados de las votaciones de próximo año en EdoMex y Coahuila, determinarán por mucho la elección Presidencial de 2024, si Morena, logra ganar estas dos gubernaturas, la oposición no tendrá ninguna posibilidad en 2024, pero si el bloque opositor gana, aunque sea el EdoMex, habría alguna posibilidad. Pero es un hecho, de que van juntos a la grande, van, saben que separados sería su fin, aunque también lo saben de sobremanera, que al ser esta una alianza antinatura, contradictoria e ilógica, principalmente el daño se les da entre su militancia más leal, que durante años, panistas y priistas han sido enemigos jurados; en algunas zonas, hasta de muerte, donde los agravios son irreconciliables y las indicaciones muy contradictorias, en fin, un desorden…

POR su parte Morena, más bien dicho, Andrés Manuel López Obrador, su esfuerzo principal hoy es lograr la unidad de su movimiento, que las “corcholatas” -como él mismo ha llamado a los aspirantes a sucederlo- no se rompan, en el caso de Ricardo Monreal, AMLO ya tiene contemplada su salida y contabilizados los daños, lo que realmente le preocupa al Presidente es que Claudia Sheinbaum, Marcelo Ebrard y Adán Augusto López se queden en Morena, sea quien sea el elegido, de ser así, los programas sociales con millones de mexicanos beneficiados y una oposición muy débil, le abre la puerta a Morena para ganar la elección y también, muy importante, centrarse en logar la mayoría en el Senado y en la Cámara de Diputados…

EN tanto Movimiento Ciudadano, ante el desprestigio y desplome de la oposición “tradicional” (PAN-PRI-PRD), le está apostando a convertirse en el partido “cachavotos” del votante anti-morenista, aprovechando el apellido Colosio, que tiene un conocimiento muy importante, postular a Luis Donaldo Colosio Jr. tener una buena cosecha de sufragios y convertirse en la segunda fuerza electoral del país. Del escenario estatal, luego lo desmenuzaremos, pues a nivel local, además de los actores políticos ya mencionados, entra otro, el Partido Verde, que nada más y nada menos tiene el gobierno del estado, por lo que la situación cambia…

PD.- Ayer se realizó la posada navideña del Congreso del Estado, y si podríamos describir gráficamente el deplorable, triste, lamentable, gris y mediocre desempeño de esta legislatura, nada más hay que ver una fotografía que circula en redes sociales, del rompimiento de la piñata: Eloy Franklin sacudiendo la piñata, mientras que la diputada Dolores Elisa García, de rodillas y con un pico de cartón de la piñata, se abalanza sobre los dulces, frente a ella, los del PT, René Oyarvide y Salvador Isaís, también arrodillados se llenaban las bolsas de los dulces baratos, mientras que la presidenta de la Mesa Directiva, Aránzazu Puente, deteniendo una parte de la piñata los veía desde abajo como con pena ajena, Alejandro “Caco” Leal también los observaba como queriéndose arrojar al piso, atrás, como siempre entre las sombras, Rubén Guajardo recogía las sobras, ni hablar…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.