07-06-23

EL alcalde capitalino, como la “Chimoltrufia”, como dice una cosa dice otra. A inicios de febrero pasado Enrique “Kike” Galindo aseguró a pie juntillas que la separación de la delegación de Villa de Pozos de la capital, tenía todo su respaldo y apoyo: “He mostrado mi aceptación, mi respaldo, a mí me parece que la historia le tiene que hacer justicia a Pozos, es un trámite complejo que hay que agotar, pero lo que hoy hay es una buena voluntad de todos los actores, yo creo que pronto habrá el municipio 59”, afirmó K. Galindo…

AHORA resulta que casualmente, son los diputados de los partidos que apoyaron a K. Galindo, el PRI y el PAN, los que están “dinamitando” y retrasando la propuesta de municipalizar la delegación de Villa de Pozos, solicitud respaldada por más de 20 mil habitantes de esta demarcación, que están cansados, hastiados y hasta la madre de estar en el olvido, de ser el patito feo de la capital, que los ninguneen, que sus impuestos no se vean traducidos en obras y servicios, de que sólo los visiten los políticos en campañas para pedirles el voto…

POZOS fue municipalidad desde que se fundó el Estado Libre y Soberano de San Luis Potosí, en 1824 y hasta 1946, en el siglo pasado, cuando el cacique Gonzalo N. Santos y su Legislativo “títere”, bajo el “decreto 51” desapareció el municipio de Pozos y cuatro más (Agua Buena, Huhuetlán, Tierra Nueva y Villa de Arriaga), con el pretexto de que: “La base para proceder en tal reforma es la penuria en la que viven los pueblos. No tiene caso mantener autoridades que no tienen nada que administrar” un argumento totalmente absurdo, ya que todos los ayuntamiento, desde el inicio reciben recursos de la Federación y el Estado, además de sus recaudaciones propias, por lo cual fue totalmente violatorio y fuera de toda legalidad pero en tiempos de “plata o plomo” nadie dijo nada…

EXCEPTO un periodo de bonanza y abundancia, en tiempos de Eduardo Castañón como Delegado de Pozos, que logró que los alcaldes dotaran de presupuesto para obras y de cierta autonomía a los delegados para resolver los asuntos locales, desde hace al menos tres trienios, el centralismo regresó, las decisiones regresaron a la Unidad Administrativa Municipal, dejando a los delegados como simples receptores de quejas. Pero fue con K. Galindo cuando se ha acentuado el abandono y aumentado el justificado enojo de los poceños, el actual alcalde lleva ya tres delegados, ninguno originario de Pozos, como lo prometió en campaña, las obras de esta administración en esta delegación son prácticamente nulas, un panteón que tardaron año y medio para colocar la primera piedra y sigue detenido…

K. Galindo está jugando con fuego, Pozos se convertiría en el tercer municipio más importante de la entidad potosina, con 210 mil habitantes y un padrón electoral de 180 mil votantes, si el alcalde capitalino continúa con su doble discurso, de dientes para fuera de apoyar la municipalización pero por abajo del agua, con sus diputados tratando de abortar el proceso, el costo político y el voto de castigo para K. Galindo y los partidos que lo respaldan, PRI y PAN, será demoledor, sin duda Pozos se convertirá en municipio a pesar de la oposición de K.Galindo, al tiempo…

POR cierto, “inteligentísimos” la Contraloría y la dirección de Comercio de la capital, que ayer salieron con “su batea de babas” de que habían detectado “licencias rojas”, es decir permisos de cervecería piratas que traficaron ilegalmente funcionarios de la pasada administración, así de rápido, así de expeditos, por Dios, en este mismo espacio desde antes de que tomara protesta K. Galindo, se denunció las raterías de Xavi Nava y su director de Comercio, incluso publicamos números de estas licencias apócrifas, ya mañana le daremos más detalles…

POR cierto, y hablado de Xavi Nava, resulta y resalta que Wendy Deyanira Cuevas Villela llegó a la alcaldía desde el primer día de la gestión de Xavi Nava, se desempeñó como coordinadora de apoyo a la comunidad del DIF-Municipal, luego como encargada de la “Puerta Violeta”, era navista de hueso colorado a tal grado de haber sido candidata suplente a diputada por el VI distrito local, en fórmula de Beatriz Adriana Urbina Aguilar, Wendy era una de las más ácidas críticas y detractoras de Ricardo Gallardo Cardona, pero como nadie sabe para quién trabaja, desde la llegada de Gloria Serrato al IMES, Cuevas Villela es directora de atención ciudadana y responsable del programa PAIMF 2024, donde tiene un caos; déspota y autoritaria esta funcionaria amenaza a las trabajadoras despedidas sin justificación y a quienes se les adeudan varios meses de salario, que ni se les ocurra demandar porque no se la van a acabar, en fin, eso está peor que la “herencia maldita”…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.