07-02-24

EL último de los Mohicanos…

EL pasado lunes falleció el exgobernador Horacio Sánchez Unzueta, después de meses de complicaciones de salud. Horacio es sin duda, el último de los priistas netamente un “zoon politikon”, un hombre que respiraba, comía y sentía la política a toda hora y en todo momento, sus detractores podrían enumerar sus defectos, pero hay que reconocerle sus aportaciones, principalmente para calmar las aguas de los polémicos, violentos y convulsionada etapa de finales de los años 80s ye inicios de los 90s…

PRAGMÁTICO y chapado a la vieja y ortodoxa usanza priista, aprovechando también su parentesco político con el Dr. Nava, Horacio se hizo de la gubernatura, compitiendo incluso en contra de su propia suegra, Conchita Calvillo, sin duda Sánchez Unzueta fue quien firmó la acta de defunción del navismo, al cooptar a varios integrantes del movimiento civilista integrándoles a su gabinete u otorgándoles notarías, esto permitió que regresara la calma y tranquilidad a la entidad, sus métodos podrían ser cuestionados pero sus fines no, por lo cual, después de tener seis gobernadores en un lapso de seis años (Florencio Salazar, Leopoldino Ortiz, Fausto Zapata, Martínez Corbalá, Torres Corzo y el mismo Horacio), tras el cuatrienio de Sánchez Unzueta, se “normalizó” la política y tuvimos, para bien o para mal, -más bien lo último-, gobernantes de seis años…

COMO gobernador y primer priistas del estado, Horacio arrasó en las elecciones intermedias, al más puro estilo priista y con Julio Hernández como presidente estatal del tricolor, recuperaron la alcaldía capitalina con Don Luis García Julián, tras dos trienios consecutivos del PAN (Pizzuto y Mario Leal) y obtuvo una cómoda mayoría en la LV Legislatura con 14 escaños, y a la hora de decidir su sucesión, logró imponer a Fernando Silva Nieto como candidato, haciendo a un lado al entonces favorito Juan Ramiro Robledo entonces subsecretario de gobernación…

CUANTA falta hizo Sánchez Unzueta ayer en el PRI, a la hora del registro como candidato de Enrique Galindo Ceballos, quien busca la reelección en el cargo, parecía más un “club de los derrotados”: Femando “Calolo” Pérez Espinosa, Octavio Pedroza, quien anunció hace un par de días su “retiro” de la política, Victoria “Labandida” Aguirre, como representante de Alejandro “la pis-pis” Zapata Perogordo su hija Marcela, por ahí se asomaba el empresario Alberto Narváez Arochi, quizás con la esperanza de que le den la candidatura prometida que nunca llegó y, extrañamente, Francisco Xavier “Capa Blanca Salazar, quien habría renunciado al PAN desde marzo del 2022 para adherirse al MC=WC, Yolanda Eugenia González que no sabía de bien a bien que hacía ahí, y la oportunista e impresentable diputada Gabriela Martínez esposa del desquiciado “tecmoloco”…

ESO sí acarreados a pasto, la mayoría de los asistentes altos y medianos funcionarios como Mario Leal Campos, y cientos de empleados del ayuntamientos, ningún diputado, ni del PRI, ni del PAN, sólo un extraviado Ramoncito Torres, con su amparo bajo el brazo claro está, sólo las impresentables dirigentes del PAN y PRI, Verónica Rodríguez, presidenta del club de fans de su “alteza serenísima” y la espuria Sara Rocha…

“HOY la coalición es una familia que lleva tres años juntos. Lo que reúne al PRI, al PAN y el PRD, es el amor por San Luis Potosí”, dijo un nervioso Galindo Ceballos, logrando que algunos panistas levantaran la ceja y se preguntaran “juntos”, en su mensaje, el aspirante a ser reelecto, intentó a hacerle un homenaje póstumo a Horacio Sánchez Unzueta, al asegurar que: De él todos aprendimos algo: a administrar bien, a ser coherentes, a ser hombres íntegros, todo el tiempo era un hombre de política”, sin duda Horacio deberá de estar retorciéndose en la tumba, pues Galindo ni es hombre de política, ni sabe administrar, ni es coherente ni íntegro, pero en fin, es tiempo de mentiras y falsas sonrisas…

AL final de cuentas que se pudran los capitalinos que hoy sufren de la falta de agua, mientras los recursos destinados a paliar la sequía son desviados a los bolsillos de funcionarios corruptos, no molesten que andamos en campaña, aunque la inseguridad y la violencia se haya apoderado de la ciudad a pesar de que me vendí como un “súper policía” y “la jauría” de Villa estén extorsionando a quien se les cruce por el camino. Los potosinos tenemos memoria, y Enrique Galindo se ha convertido y se ha mimetizado en sus antecesores, Gallardo Juárez y Nava Palacios, y por ende, terminará como ellos, en el basurero de la historia, al tiempo…Armando Acosta

 

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.