06-10-23

EL milagro que no fue o lo que es lo mismo, el globo se desinfló muy rápido. A la oposición el gusto les duró muy poco. La estridencia en la designación de la panista Xóchitl Gálvez como virtual candidata del Frente Amplio por México y una evidente y burda campaña mediática para “inflar” a la abanderada de la oposición, no les duró más de dos meses. A un mes de que inicien apenas oficialmente las precampañas, a cuatro meses del registro como candidata oficial, a cinco de que inicie la campaña formal y a ocho de los comicios, hoy Xóchitl Gálvez en un pesado lastre para el Frente, que ha provocado que sus otroras principales impulsores, hoy hablan de la necesidad de un cambio de candidata. En la cúpula del Frente, había focos amarillos encendidos, pero estos se tornaron rojos y se generó una gran preocupación tras conocerse las últimas encuestas serias, donde su candidata es totalmente arrollada en la preferencia electoral, veamos dijo un ciego…

LA más reciente encuesta de la empresa De las Heras revela que Claudia Sheinbaum obtiene 68 por ciento de las preferencias mientras que Xóchitl recibe sólo el 14 por ciento de las menciones, es decir ésta casa demoscópica le da a la abanderada de Morena, PVEM y PT una diferencia abismal de 54 puntos sobre la candidata del PAN, PRI y lo que queda del PRD. La casa Covarrubias y Asociados, en el careo donde sólo se mide a Claudia con Xóchitl, la diferencia también es enorme, 47 por ciento, al obtener la de Morena 73 por ciento de las preferencias contra 16 por ciento de Bertha Xóchitl. En tanto la empresa Eknoll en su encuesta para el prestigiado Diario El País, le da a Sheinbaun un 62 por ciento, mientras que a la senadora panista un 38 por ciento, es decir una diferencia del 24 por ciento. El más “benévolo” de los estudios demoscópicos es el de la empresa Consulta Mitofski, donde Claudia obtiene un 52 por ciento contra 29 de Xóchitl, esta es la diferencia menos abultada, de 23 puntos, y por último y la que acabó de encender las alarmas en el Frente, fue la de Buendía y Márquez, para el Diario El Universal, apenas publicada hace un par de días, donde la virtual candidata de Morena y sus aliados, le lleva a la del Frente 30 puntos de diferencia, 50 por ciento Sheinbaum contra 20 de Xóchitl…

LA respuesta de Xóchitl sobre el cuestionamiento sobre su rezago en las encuestas y el crecimiento de su contendiente, fue lamentable: “Esto aún no empieza”, exacto, el partido aún no empieza y van perdiendo por goleada, eso debería de preocupar a sus impulsores, los partidos que, al contrario de lo que dicta la lógica y el sentido común, han puesto distancia entre ellos y su abanderada. Lo más grave para el Frente es que esta enorme diferencia en las preferencias entre ellos y Morena se puede ampliar conforme se acerque la elección, por ejemplo, en la elección Presidencial de 2018, en las encuestas, AMLO le llevaba a su más cercano competidor Ricardo Anaya del PAN una diferencia de entre 8 y 12 puntos y acabó ganando con 31 puntos de diferencia hoy Claudia le lleva a Xóchitl una diferencia de entre el 23 y el 54 por ciento…

CIERTO es que faltan aún 8 meses para la elección, el partido en el poder, Morena, no puede echar a volar las campanas, y la oposición tampoco puede irse a su casa, pero como se ven las cosas el Frente y su candidata tienen un camino no cuesta arriba, sino todo una pared vertical, complicada y difícil. Para abrir boca, por desesperación, la oposición adelantó mucho su proceso de elección de candidata, Xóchitl tuvo un arranque de caballo y una parada de burro, su historia de éxito de una mujer humilde que vendía gelatinas y tamales no pegó, al igual que su origen indígena, su estilo desenfadado, dicharachero, chistoso y malhablado, cansó muy pronto al electorado ante la falta de seriedad y propuestas atractivas, su fallida estrategia de atacar al Presidente López Obrador le ha resultado contraproducente, ante la enorme popularidad AMLO, a Xóchitl se le olvidó que compite con Sheinbaum no con “el Peje”, además de que la todavía candidata de oposición es contradictoria,

PRIMERO dice que privatizará Pemex y luego se desdice, promete con acabar con las pensiones y luego las defiende y hasta asegura que las va a incrementar, su postura abortista choca con la bases ultraconservadoras del PAN, su necedad de presentarse como una candidata ciudadana que nunca ha pertenecido a partido político alguno, nadie se la cree, su alejamiento con los partidos le está costando mucho, pero a la vez también carga con el desprestigio de los institutos políticos, principalmente el del PRI, sus problemas no resueltos como el plagio de su tesis para titularse, donde aceptó tácitamente al decir “me apendejié” y “la vuelvo a hacer” le ha restado credibilidad amén del escándalo de su “casa colorada” de turbio antecedentes, cuantimás más porque Xóchitl fue una de las más ácidas críticas de “la casa gris” del hijo de AMLO o de la tesis plagiada de una magistrada, el karma le llegó muy rápido, pero además los partidos también han abonado a la debacle temprana del frente, ¿qué pero le pone al spot del PAN donde el protagonista es el loquito de Vicente Fox?, pero en fin …Armando Acosta

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.