06-04-22

CAIGA quien Caiga. Son quince las denuncias presentadas por el actual gobierno estatal de Ricardo Gallardo Juárez contra exfuncionarios de la pasada administración del gris Juan Manuel Carreras, por las graves y serias irregularidades detectadas en su gestión, así lo confirmó el secretario general de gobierno, José Guadalupe Torres, en entrevista exclusiva con esta casa editorial, el funcionario no descartó que el nombre del exgobernador Carreras, ante este anuncio, el sentir de la mayoría de los potosinos es que se haga justicia, que se acabe con la impunidad y se castigue a aquellos servidores públicos que traicionaron la confianza depositada en ellos, y no sólo que sean encarcelados, sino que se reintegre a las arcas públicas el dinero sustraído ilegalmente y desviado a sus bolsillos en sus innumerables corruptelas…

AMÉN de los descarados actos de corrupción en la Secretaría de Salud, SEDUVOP, SEDESORE, CEA, DIF-Estatal, JEC, Secretaría General de Gobierno, SEDARH, etcétera, etcétera, que deberán de investigarse, denunciarse y castigarse, una de las “Herencias Malditas” que ha provocado más daño a la entidad potosina, es sin duda, la cometida en la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSPE), donde actualmente su ex titular, Jaime Pineda se encuentra recluido en el penal de La Pila bajo proceso, acusado de diversos delitos. Pero no sólo fue el recurso público que se robaron a manos llenas descarada y cínicamente, no sólo fue las compras desaseadas de cámaras de video vigilancia a sobreprecio, no sólo fue que se desviaban millones de pesos de gasolina, de servicios mecánicos a la flotilla de la dependencia que nunca se realizaron, la compra de llantas que no llegaron, que de los casi 5 mil empleados sólo apenas mil fueran operativos y los demás administrativos, que a los policías se les cobraran los descansos, las vacaciones, los cambios de adscripción y hasta por no ir a trabajar…

HAN sido al menos 18 años, desde el sexenio del impresentable Marcelo de los Santos, pasando por el del tibio Fernando Toranzo y acabando con el gris Carreras López, donde la seguridad se abandonó y la delincuencia se apoderó poco a poco del territorio potosino; son lustros de simulación y corrupción en los gabinetes de seguridad de estas administraciones, fue la desidia, la ineptitud, la irresponsabilidad y hasta la complicidad, de permitir que los cuerpos policiacos fueran infiltrados y cooptados por la delincuencia, de solapar que las ambiciones y caprichos de la falta de ética de las líderes de sindicatos de burócratas, de sindicalizar a elementos de seguridad del estado, incluso contraviniendo y violando flagrantemente la Constitución…

UNA muestra clara de la irresponsabilidad de los últimos tres gobernantes, es el hecho de que hoy en día hay mucho menos elementos de la Policía Estatal que cuando inició su administración Marcelo de los Santos. Todo lo anterior ya está cobrando factura, ayer fue sin duda un día violento, quizás el peor de la actual administración: en la madrugada, un grupo armado a bordo de vehículos rafaguearon a elementos y patrullas de la Guardia Nacional que se encontraban en la rúa a México y el entronque con Villa de Reyes, con saldo de un Guardia Nacional muerto; en la noche del lunes pasado, un grupo fuertemente armado a bordo de al menos cinco camionetas, se pasearon por las calles de Tamazunchle…

PERO hoy, a pesar de que los responsables de esta grave crisis de inseguridad tienen nombre y apellido (De los Santos, Toranzo y Carreritas), la responsabilidad es del actual gobernador Ricardo Gallardo Cardona, quien tiene que lidiar en varios frentes: uno, el de fortalecer y limpiar las corporaciones y enfrentar y combatir a la delincuencia organizada instalada en la entidad y que se enfrentan sangrientamente entre ellos por la disputa de la plaza, pero también debe de ser responsabilidad de los alcaldes y de la federación coadyuvar en esta empresa, principalmente de Enrique Galindo que debería de dejar de “nadar de a muertito”, pero en fin…

PD.- La ambición y desesperación de la impresentable pseudolíder del SITTGE, Francisca “Paca-berrinches” Reséndiz, ya está rayando en la locura, ayer agredió a un grupo de policías que resguardaban calles del poniente de la ciudad, incluso maltrataron al director de la Policía Estatal, José Luis Urban, que casi le daba un infarto del coraje. La “Paca-Berrinches” está llevando al límite sus berrinches y caprichos, mejor que aclare a los potosinos y a sus agremiados cómo una empleada de gobierno como ella tiene su residencia en el exclusivo Club de Golf Campestre, además que es dueña de innumerables propiedades y tiene a sus hijas, desde hace años estudiando en el extranjero…Armando Acosta

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.