05-05-22

EFECTIVAMENTE, Xavier Nava Palacios y su camarilla de saqueadores, están detrás de las protestas de un grupo de no más de 20 exempleados del ayuntamiento capitalino, al que se les acabó el contrato, este grupúsculo, quien ayer intentó bloquear la Av. Salvador Nava Martínez es liderado por Luis Miguel Moreno Noyola, el chofer de Óscar Valle Portilla, candidato a una diputación local por Morena en las pasadas elecciones y quien también se desempeñó como Oficial Mayor y director de Desarrollo Social en el trienio del impresentable Xavi Nava, también encabezan a este reducido número de inconformes, operadores políticos de Valle Portilla como Víctor Alfredo Morales Zapata, señalado por la actual administración como el recaudador del negocio de las pipas de agua que se realizó en tiempos de Xavi, además de Noelia Ramírez Martínez…

EL tristemente célebre Xavi “Babas”, durante los tres años como alcalde, infló la nómina municipal en un 33 por ciento al contratar a mil 655 nuevos empleados, en las últimas semanas de su deleznable gestión, Nava Palacios basificó a casi 450 personas, muchas de ellas con salarios superiores a los 44 mil pesos mensuales, sin contabilizar al menos 65 plazas de sujetos que nadie vio trabajar en el ayuntamiento, es decir, viles “aviadores”, también se detectó que tan sólo en el periodo electoral del 2021, en la dirección de Desarrollo Social se contrataron al menos 450 nuevos empleados, muchos de ellos con altos salarios. En octubre del año pasado, el actual presidente municipal Enrique Galindo denunció todo lo anterior y aseguró que estas contrataciones, fuera de toda proporción y lógica, representaron un daño al erario público de más de mil 300 millones de pesos; tan sólo en el caso de los “aviadores, estimó que la sangría a las arcas públicas fue superior a los 23 millones de pesos, por lo cual de este último caso, la administración actual interpuso ya dos denuncias penales ante la Fiscalía General del Estado (FGE)…

LO cierto es que Xavi “Babas” y su séquito de salteadores, ingresaron cínicamente y sin pudor alguno a la nómina del ayuntamiento capitalino a sus choferes, jardineros, amigos –la mayoría “fifís” de apellidos de “alcurnia”- y seguidores políticos, desviaron recursos y personal del municipio para sus fallidas campañas y tuvieron el cinismo de despedir a aquellos burócratas que se negaron a participar en el proselitismo, bueno, tómelo bajo reserva, pero trascendió que el cinismo de Nava Palacios fue tan grande, que a su mucama, la señora del aseo de su domicilio particular, la ingresó a la nómina oficial. Al parecer, la estrategia de Xavi Nava y compañía es desestabilizar el gobierno de Enrique Galindo, aprovechando que en las últimas semanas el ayuntamiento de la capital decidió no renovar los contratos de al menos 200 personas que en la gestión de Nava Palacios ingresaron a la nómina, pero no les funcionó: de 200 despedidos no juntaron ni 20 en su intento por bloquear ayer la Salvador Nava Martínez…

PERO lo más extraño es que, a más de siete meses de haber asumido el cargo de alcalde Enrique Galindo, excepto las denuncias penales por los “aviadores”, nada ha hecho a pesar de las innumerables pruebas de las graves irregularidades que le heredó su antecesor Nava Palacios, tales como: el saqueo de cientos de millones de pesos del Interapas, lo que dejó a este organismo prácticamente en la quiebra, la entrega de apoyos sociales como despensas, estufas, refrigeradores, láminas y materiales de construcción a “beneficiarios” que nadie conoce o que aseguran nunca haber recibido nada, el daño de miles de millones de pesos a las arcas públicas por el incremento injustificado de la nómina municipal, los contratos leoninos para la renta de patrullas y otros vehículos y por la instalación de luminarias led, la corrupción rampante en la policía municipal, la venta descarada de miles de permisos para la venta de cerveza, donde incluso están totalmente documentados, la otorgación de licencia de uso de suelo y de construcción donde no existen ni siquiera los expedientes, menos los recibos de pago a la Tesorería del ayuntamiento, y el desvío de recursos materiales y humanos en la campaña fallida de Xavi “babas” Palacios, entre otra muchas tropelías…

EL problema de Enrique Galindo es su área jurídica donde, al parecer, el director de esta área, Martín Vaca, causó baja desde la semana pasada debido a su incompetencia, los síndicos, principalmente Maribel Lemoine no dan pie con bola, pero no sólo en este rubro adolece el gabinete de Galindo Ceballos: tiene serios problemas de operatividad en Desarrollo Social, en Desarrollo Urbano, en Ecología, obviamente en Seguridad, en Interapas, en Turismo y en Educación; es fecha que las únicas actividades que destacan en la actual administración es la de Cultura y Deportes, al alcalde Galindo le urge realizar cambios urgentes en su equipo de trabajo, para que comience a dar resultados, no hay más.…Armando Acosta

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.