03-06-22

LA llegada del ex fiscal general del estado Federico Garza Herrera a la secretaría general de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí (UASLP), en octubre del año pasado, vino a descomponerle el cuadro al rector Alejandro Zermeño Guerra, que si bien es un hombre bien intencionado y decente, no le sabe mucho a la política. Garza Herrera como titular de la FGE en tiempos de Juan Manuel Carreras fue un total y absoluto fiasco, dejó a la fiscalía sumida en un caos, con serios problemas de corrupción y enormes rezagos y un día antes de la toma de protesta del Ricardo Gallardo Cardona como gobernador, Federico renuncia al cargo tres años antes de concluir su periodo por el que fue electo, para refugiarse en la Máxima Casa de Estudios, con la intención de perfilarse para la sucesión de rector y presuntamente para hacer de la UASLP un reducto priista…

SI como fiscal Garza Herrera fue una decepción, como secretario de la UASLP lleva el mismo derrotero. El primer coletazo de la llegada de Federico a la Universidad fue la nutrida y poderosa manifestación de mujeres universitarias el “8M”, en la marcha del Día de la Mujer el pasado 8 de marzo, donde el Edificio Central fue el inmueble público más dañado al ser objeto de la ira y enojo de las feministas, quienes incluso incendiaron una puerta del centenario edificio al sentirse agraviadas por la presencia del exfiscal Garza Herrera, la molestia de los colectivos es en el sentido de que como funcionario encargado de impartir justicia en la entidad, fue omiso en innumerables casos de denuncias de hostigamiento, acoso, agresiones e incluso de feminicidios, donde varias de las integrantes de estas organizaciones, fueron testigos de la abulia y desdén del funcionario para investigar y castigar la violencia contra las mujeres…

LUEGO fue la llegada de la priista María del Carmen Aranda Manteca como titular de la vital Secretaría Administrativa de la Máxima Casa de Estudios, fomentada por Garza Herrera; Aranda Manteca fungió como contralora interna del ayuntamiento capitalino durante los tres años de la gestión de Mario García Valdez y después ocupó varios cargos en la administración de Juan Manuel Carreras López

PERO sin duda, el peor yerro de Federico Garza fue hace un par de días, al convencer al rector Zermeño de firmar “un mecanismo de colaboración” entre la UASLP con lo peor y más rancio del sindicalismo charro: la CTM, encabezada por el sempiterno líder de la central obrera priista, Emilio de Jesús Ramírez Guerrero y “el orgullo de su nepotismo”, su hijo Mauricio Ramírez Konishi “el cachorro de la robolución”, actualmente desempeñándose por segunda ocasión como diputado local y prófugo del PRI para emigrar al Movimiento Ciudadano (MC)…

NUNCA de los nunca, la UASLP había firmado convenio alguno con algún ente sindical y esto tenía un propósito, salvaguardar la integridad de la universidad, Garza Herrera se aprovechó de la buena voluntad del rector Zermeño. ¿Qué necesidad tienen nuestra Máxima Casa de Estudios en involucrarse con una de las organizaciones más desacreditadas y corruptas liderada por años por la familia Ramírez, quienes se han enriquecido a costilla del sudor y el esfuerzo de sus agremiados?, ¿qué le puede aportar la CTM a la UASLP si no son triquiñuelas, mentiras, simulaciones y corruptelas?…

POR cierto ya entrados en temas universitarios, ayer la Auditoría Superior del Estado (ASE) emitió un comunicado anunciando una modificación al Programa Anual de Auditorías 2022, para realizar una revisión de las cuentas de la UASLP del año 2021, dentro del apartado de Organismos Autónomos, tómelo bajo reserva pero trascendió que esta decisión de incluir a la universidad en las auditorías de la ASE es debido a varias solicitudes de transparencia de particulares al organismo fiscalizador, donde presuntamente se presume hay variaciones entre los egresos y lo reportado en el tema de recursos propios de la institución de educación superior…

EL repentino cambio en la secretaría administrativa de la UASLP a inicios de mayo pasado, cuando Emmanuel Medina fue sustituido por la priista María del Carmen Aranda Manteca, tal vez tenga algo, o mucho que ver con esta situación de irregularidades. Insistimos y reiteramos, el doctor Alejandro Zermeño es un hombre decente y honrado, pero su secretario general Garza Herrera lo está llevando al baile…Armando Acosta

 

 

 

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.