01-09-21

DICEN que cuando se pelean las comadres, salen a relucir las verdades. Y es que después de la estrepitosa derrota sufrida en las pasadas elecciones, por los rumbos de la Unidad Administrativa Municipal de la capital y tras los días de duelo y depresión post electoral, los integrantes de “la burbuja rosa” del gabinete “Montessori” del derrotado Xavi Nava están que no los calienta ni el sol, primero porque estaban tan seguros de que iban a ganar la reelección, que no se ocuparon ni preocuparon por cubrir las apariencias y los hoyos financieros provocados por las sangrías a las arcas municipales destinadas a la fallida campaña, y segundo, frustrados por no continuar pegados a la ubre presupuestal y a los jugosos negocios, no buscan quién la hizo, sino quién se las pague…

AL final Nava de apellido y arrollado en las urnas, Xavi continúa soberbio, sobrado y embriagado de poder, un poder al que le quedan escasos 30 días y donde la cruda será fatal después de esa borrachera de tres años de un gobierno timorato, opaco y corrupto, sus más cercanos no logran aún descifrar el comportamiento del señorito Nava, quien para abrir boca, dio la orden de preparar a todo lo alto y a lo que cueste, el tercer y último informe de gobierno, con video, publicidad y librito incluido…

MIENTRAS que como Nerón, Xavi ve como se incendia la ciudad –metafóricamente- mientras que él dicta su tercer informe, su equipo cercano se destroza por arriba y por debajo de la mesa; ya sin pudor alguno intentan cobrar facturas internas acusándose mutuamente por la derrota, algunos de plano ya abandonaron el barco -como las ratas- o ya no regresaron a los cargos que abandonaron para irse de candidatos, como el ex Oficial Mayor y ex director de Desarrollo Social, Óscar Valle Portilla, por cierto también derrotado en la urnas vergonzosamente, otros aún funcionarios filtran información a medios afines para perjudicar a quienes ellos consideran ahora sus enemigos, cuando hicieron negocios juntos…

OTROS más como el tesorero Rodrigo Portilla Díaz, andan más ocupados y preocupadosw en intentar, sin mucho éxito, tapar los enormes hoyos financieros de esta triste administración, empezando por los 7.7 millones de pesos que dice Rodri “le robaron” en sus narices, donde al parecer no son 7.7 sino 13 millones la cifra desaparecida de las arcas municipales, pero este es el menor problema de Rodri, hay decenas de cientos de millones de pesos que de los impuestos de los potosinos, no se pueden justificar por ningún lado, y sabe de antemano que habrá repercusiones a los malos manejos financieros…

TÓMELO bajo reserva, pero trascendió que además de los contratos leoninos de la renta de patrullas y demás vehículos y la del alumbrado, hay tres grandes preocupaciones para cuadrar los números de las cuentas a la saliente administración de Xavi Nava: el Interapas, la eterna “caja chica” de todo alcalde, la sub dirección de Parquímetros y el “nuevo” Rastro, que ya le estaremos dando más detalles de este entuerto más delante…

“TE pareces tanto a mí, que no puedes engañarme”, canción del Divo de Juárez que bien podría cantar el antecesor de Xavi Nava en la alcaldía, Ricardo Gallardo Juárez, Nava se obsesionó tanto con los Gallardo, a grado enfermizo, que al final de cuentas y de su triste trienio Xavi se transformó, se mimetizó en todo de lo que acusaba a Gallardo Juárez…

ES triste que el movimiento civilista denominado como “Navismo”, creado y alentado por décadas por el doctor Salvador Nava, se termine, concluya y se extinga de esa manera, pero peor aún es que sea sepultado políticamente gracias a la soberbia, excesos y corrupción, del nieto de su fundador, ni hablar…

POR cierto, por rumbos del Palacio Grande también hace aire. Tómelo bajo reserva, pero trascendió que siguen otorgando bases y recategorizaciones a cientos de amigos, parientes, colaboradores y compadres, según ellos están dispersando a sus recomendados en diferentes dependencias para “despistar” al gobierno entrante, pero lo están haciendo tan burdamente que están dejando huella de todas las tropelías, no se diga en el DIF-Estatal o en la Sedesore…

Armando Acosta

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.