Le extraen bala a Dylan

(El Universal)

Chimalhuacán, Méx.- El pequeño Dylan de seis años, quien recibió una bala perdida en la cabeza mientras dormía en su vivienda el domingo pasado, se encuentra sedado desde esa noche luego de que los médicos le extrajeron el proyectil, pero aún es incierto su estado de salud.

“Estamos esperando un milagro, pero tengo fe, primero Dios, que es muy grande, que vamos a salir bien de esto con Dylan, porque mi niño es un guerrero, un luchón, es un niño muy alegre que le echa ganas a todo, que le gusta el futbol, no sé, pero primero Dios siento que Dylan la va a librar”, dijo su abuela Noemí.

Los médicos le comentaron a los familiares del menor que la intervención quirúrgica a la que fue sometido fue un éxito, pero no saben hasta ahora si habrá algún tipo de secuela.

Los familiares del niño informaron que la mañana del domingo se encontraba acostado con su abuelita y escucharon una detonación en el exterior de su casa, ubicada en la calle Violeta, en la colonia Acuitlapilco de Chimalhuacán y después se dio cuenta que al pequeño le escurrió sangre de su cabeza.

Salieron a pedir ayuda y policías locales llegaron al sitio para solicitar una ambulancia que lo trasladó al Hospital General de Chimalhuacán, perteneciente al Instituto de Salud del Estado de México (ISEM), pero no lo atendieron porque que no contaban con el equipo para extraerle la bala.

En la misma ambulancia se lo llevaron al Hospital de Alta Especialidad de Ixtapaluca donde finalmente le sacaron el proyectil de la cabeza.

Desde el domingo el infante se encuentra internado en ese inmueble perteneciente al gobierno federal.

Hasta ahora se desconoce qué fue lo que ocurrió el domingo pasado. La abuelita del pequeño recordó que se escucharon detonaciones durante esa mañana y luego oyeron una más cerca de su casa, la bala penetró el techo de lámina de cartón donde residen y se alojó en la cabeza del niño.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.