Investigan a policía de Cancún por disparos

(AP)

CIUDAD DE MÉXICO.- Las autoridades investigaban el martes la actuación de la policía de Cancún, una conocida localidad turística del sureste mexicano, que dispersó con disparos una manifestación de feministas que protestaba por el asesinato de una mujer. El resultado fue un número indeterminado de lesionados, entre ellos dos periodistas heridos de bala.

El presidente Andrés Manuel López Obrador exigió al gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín, que aclare quién dio la orden de disparar contra los manifestantes, en su mayoría mujeres, que protestaban el lunes por la noche en el centro de Cancún por un nuevo femicidio ocurrido en la ciudad.

“Se debe de actuar sin contemplaciones… No se debe utilizar la fuerza, no se deben utilizar armas, disparar, eso tiene que ver con actitudes autoritarias que no se acomodan a los nuevos tiempos”, agregó el mandatario.

El gobernador condenó lo sucedido y aseguró que la orden de dispersar a tiros la protesta la dio el director de la policía local, Eduardo Santamaría.

Por su parte, la alcaldesa de Cancún, Mara Lezama, anunció el martes que Santamaría fue separado del cargo aunque recordó que el Ayuntamiento no tiene bajo su responsabilidad operativa a elementos policiales.

La seguridad en Cancún está bajo la coordinación y mando único del estado desde el 7 de junio de 2019 y su responsable es el secretario de Seguridad Pública estatal, Alberto Capella.

Por eso, varios colectivos agrupados en la Red Feminista Quintanarroense, exigieron el martes por la tarde en una conferencia de prensa la “urgente destitución” de Capella y denunciaron que la acción fue “planeada estratégicamente” y ordenada por los “mandos superiores de la policía”.

La marcha del lunes fue convocada después de que la fiscalía anunciara el hallazgo en Cancún del cadáver de una mujer de 20 años que había sido reportada como desaparecida unos días antes.

“Salimos a buscar justicia y nos respondieron a balazos”, indicó una de las activistas, Silvia Chuc. Según explicó, después de que los manifestantes llegaron al ayuntamiento, de un costado del edificio “se empezaron a escuchar ráfagas, disparos”. La gente echó a correr y los policías “corretearon a toda la población”, señaló.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.