Gresca doméstica acaba en tragedia

[ EFE ]

París, Fra.- El hombre que esta madrugada asesinó a tres policías e hirió a un cuarto en el centro de Francia se suicidó tras cometer las muertes, anunció el fiscal responsable del caso.

El tirador fue identificado como Fréderic Limole, de 48 años, quien llevaba un arma de guerra, así como varias pistolas automáticas y cuatro cuchillos, señaló el fiscal de la república en Clermont-Ferrand, Éric Maillaud, en conferencia de prensa.

El fiscal definió a Limole como un hombre con formación militar, “católico practicante”, incluso “muy extremista”, que estaba convencido de que el final del mundo estaba cerca y había seguido cursos de supervivencia.

Limole, que participaba en competiciones de tiro deportivo, tenía antecedentes judiciales por violencia conyugal y problemas en el pago de pensión a su exesposa y su hija.

La policía llegó al domicilio donde residía con su actual pareja después de que ésta llamara a una amiga porque el hombre le había golpeado en la cara.

La primera patrulla de dos gendarmes encontró en el domicilio a un hombre, que estaba fuera de sí, y que disparó contra los agentes cuando trataban de rescatar a una mujer que se había refugiado en el tejado. Después, el sospechoso incendió la vivienda.

Uno de los agentes murió y otro resultó herido en una pierna. Posteriormente, otros dos agentes que llegaron junto con los bomberos murieron por los disparos del hombre.

El fiscal definió el lugar de los hechos, en la pequeña aldea de Saint-Just, en el departamento de Puy-de-Dôme, como “una auténtica escena de guerra”.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.