Europa, abrumada por el coronavirus

(AP)

PARÍS.- En Italia, colas de ambulancias esperan que se vacíen camas en los hospitales. En Francia la aplicación del gobierno que revela la cantidad de camas de las unidades de cuidados intensivos ocupadas por pacientes del COVID-19 marca 92,5%. Una UCI de Barcelona que ya vivió un fuerte brote de coronavirus no ve la luz al final del túnel.

Las UCIs son la última línea de defensa para los pacientes de coronavirus graves y Europa se está quedando sin camas y sin médicos y enfermeras para atenderlos.

En país tras país, la capacidad de las UCIs está llegando al nivel, y a veces lo ha superado, del pico de la primavera pasada. Las autoridades sanitarias, muchas de las cuales promueven la imposición de estrictos confinamientos, dicen que agregar nuevas camas no ayudará mucho porque no hay suficientes médicos y enfermeras para atender a más gente.

En Francia, más de 7.000 empleados de hospitales han recibido entrenamiento en los últimos meses para trabajar en las UCIs. Ya se ha reclutado a estudiantes de enfermería, residentes y paramédicos, según el ministro de salud Olivier Veran. “No hay una disponibilidad (de personal) infinita”, dijo la semana pasada. “No hay personal suficiente”.

El funcionario indicó que la cantidad de infectados seguirá subiendo.

A diferencia de lo ocurrido con la primera ola, esta vez el virus se esparció por toda Francia y ya no es posible trasladar a un paciente de una región a otra menos afectada.

En Italia, Filippo Anelli, director de la asociación nacional de médicos, dijo que con la actual tasa de infecciones, pronto no habrá suficientes médicos. Hace poco en Nápoles las enfermeras de un hospital empezaron a revisar pacientes en sus autos, afuera de la sala de emergencia, porque no había suficiente espacio adentro.

Italia tiene en total 11.000 camas en las UCIs pero la cantidad de anestesiólogos con que cuenta puede abarcar 5.000 camas, de acuerdo con Anelli. El lunes había 2.849 camas de UCIs ocupadas, el doble que el día previo.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.