EU efectúa su 13ra. ejecución federal

(AP)

Terre Haute, Indiana.- El gobierno del mandatario Donald Trump efectuó el sábado su 13ra ejecución federal desde julio, una racha sin precedentes que concluyó cinco días antes de la inauguración del presidente electo Joe Biden, quien se opone a la pena de muerte.

Dustin Higgs, declarado culpable de ordenar los homicidios de tres mujeres en un refugio de la vida salvaje en Maryland en 1996, fue el tercero en recibir la inyección letal esta semana en la prisión federal en Terre Haute, Indiana. El Departamento de Justicia de Trump reanudó el año pasado las ejecuciones federales después de una suspensión de 17 años.

Higgs, de 48 años, fue declarado muerto a la 1:23 de la mañana. Cuando le preguntaron si quería decir unas últimas palabras, Higgs se mostró tranquilo pero desafiante, y nombró a cada una de las mujeres que, de acuerdo con los fiscales, él ordenó asesinar.

“Quisiera decir que soy inocente… No soy responsable de esas muertes”, dijo con voz suave el condenado a muerte. “Yo no ordené los asesinatos”.

Higgs no se disculpó de nada de lo que hizo una noche hace 25 años, cuando las mujeres fueron baleadas por otro hombre, quien posteriormente recibió cadena perpetua.

Cuando la inyección letal de pentobarbital comenzó a correr por sus venas, Higgs miró hacia un recinto reservado para sus parientes y abogados. Saludó con sus dedos y dijo: “Los amo”.

Los fuertes sollozos de una mujer que lloraba inconsolablemente comenzaron a escucharse desde la sala reservada para la familia de Higgs cuando los ojos del hombre se ponían en blanco. Rápidamente dejó de moverse, tenía las pupilas visibles y los párpados a medio abrir.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.