España se recupera tras las nevadas

(EFE)

Madrid, Esp.- Las nevadas de la borrasca Filomena se concentran en el noreste de España, en las regiones de Aragón y Cataluña, después que el sábado bloquearan las comunicaciones en el centro del país, donde ha comenzado a reanudarse el tránsito ferroviario con Madrid.

El ministro de Transportes, José Luis Ábalos, anunció que también reabrió el aeropuerto de la capital al tráfico aéreo, aunque muy gradualmente, después de que se consiguió despejar de nieve dos pistas.

El fuerte temporal, que también dejó lluvias y viento intensos en otras partes, afecta a 716 carreteras españolas, de las que 165 están cortadas, tres de ellas en la red principal.

La situación es muy complicada en Aragón “con nivel rojo” de riesgo en autovías de Zaragoza y Teruel.

En Cataluña, la nieve llega los 60 centímetros de espesor, ha dejado sin luz a más de 6.300 abonados y ha provocado interrupciones del servicio telefónico y cortes en más de un centenar de tramos de carreteras y en varias líneas férreas.

En Madrid, prácticamente todos los accesos están en nivel rojo por heladas y requieren cadenas en los neumáticos para poder transitar.

La Agencia Estatal de Meteorología prevé la entrada este lunes de una ola de frío con temperaturas de hasta 10 grados bajo, lo que empeora la actual situación, pues las amplias zonas nevadas quedarán heladas. Las autoridades insisten en que se evite cualquier desplazamiento innecesario.

Madrid sufrió entre el viernes y el sábado la mayor nevada de los últimos 50 años, de más de 30 horas consecutivas, que dejó intransitables calles, carreteras y líneas férreas y obligó a paralizar la actividad del aeropuerto Adolfo Suárez.

La nieve bloqueó la circulación motorizada y los accesos y salidas de numerosos edificios, como hospitales, establecimientos comerciales y oficinas, y dejó atrapados a centenares de automovilistas, ya rescatados, trabajadores y también viajeros en el aeropuerto.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.