Día de la Raza, sin estatua de Colón

(AP)

CIUDAD DE MÉXICO.- Los mexicanos nunca le han tenido mucho afecto a Cristóbal Colón, y las autoridades no han dicho mucho sobre los motivos por los que su estatua fue retirada durante el fin de semana de una de las principales avenidas de la capital mexicana poco antes de la conmemoración del Día de la Raza el lunes, cuando se efectuaron manifestaciones en varios países de América Latina.

A diferencia de otras ciudades en donde se han derribado monumentos en honor al explorador del siglo XV, en la Ciudad de México, la estatua de bronce que data del siglo XIX fue levantada de su pedestal por una grúa y retirada para su restauración. Pero las autoridades eludieron la pregunta sobre cuándo volvería el monumento a su lugar, o si es que lo hará.

En el estado de Michoacán, en el occidente del país, una coalición de comunidades, en su mayoría purépechas, conmemoraron la fecha con bloqueos en caminos que van hacia sus territorios, y emitieron un comunicado en el que señalaron que “nosotros no fuimos descubiertos… nuestras tierras fueron invadidas y saqueadas, no descubiertas”.

La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se negó a dar detalles sobre el futuro de la estatua.

“A lo mejor valdría, ahora que se está restaurando y todo, pues una reflexión colectiva de qué representa”, declaró.

Sobre si la estatua debe volver a su sitio original, Sheinbaum respondió: “No digo que sí o que no, no creo que siquiera la jefa de gobierno tiene que tomar esa decisión sola, sino que se abra una reflexión”.

También sacó a relucir el asunto sobre si algunas calles de la capital deberían seguir teniendo los nombres de algunos de los conquistadores españoles como Pedro de Alvarado, uno de los oficiales de Hernán Cortés a quien se le atribuye la masacre del pueblo de Tenochtitlan, la capital azteca que posteriormente se convirtió en la Ciudad de México. Un tramo de la avenida México-Tacuba, una de las calles más viejas del continente, lleva el nombre de Puente de Alvarado, en honor al conquistador.

“Vale la pena hacia el próximo año estas reflexiones, yo creo, de historiadores, de ciudadanía de todos, frente al próximo año”, dijo Sheinbaum. En 2021 se cumplen 700 años de la fundación de Tenochtitlan y 500 años de la derrota a manos de Cortés, y 200 años de la victoria de México en la lucha independentista de 1810 a 1821 en contra de España.

La mayoría de los mexicanos tienen ancestros indígenas y están conscientes de que, durante y después de la conquista, millones de indígenas murieron a causa de violencia y enfermedad.

“No estoy de acuerdo con tener este tipo de monumentos en la calle porque pienso que representa la represión”, dijo el sábado Viridiana Chacón, especialista en publicidad, mientras caminaba frente al pedestal vacío de la estatua de Colón.

El sábado, López Obrador publicó una carta abierta al papa Francisco, en la que señaló que “tanto la Iglesia católica, la Monarquía española y el Estado mexicano debemos ofrecer una disculpa pública a los pueblos originarios que padecieron de las más oprobiosas atrocidades para saquear sus bienes y tierras y someterlos, desde la Conquista de 1521 hasta el pasado reciente”.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.