Pandemia modifica tradición de 25 años

Flor Martínez

[San Luis Hoy]

Desde hace 25 años la familia Alonso Cisneros celebra el 12 de diciembre, Día de la Virgen de Guadalupe con música, verbena popular y pirotecnia, sin embargo este año los festejos no serán así, derivado de la emergencia sanitaria.

La señora María Francisca Cisneros Zapata, encargada hace años de organizar los festejos a la morenita del Tepeyac, dijo que en esta ocasión la celebración será solamente familiar.

Explicó que a la colonia Genovevo Rivas Guillen Norte, lugar donde se ubica el altar a la Virgen, acuden personas de diferentes zonas del municipio a visitarla le piden que les conceda milagros, pero ante la situación actual habrá poca gente.

Francisca Cisneros platicó que su devoción por la imagen comenzó desde que era pequeña, cuando acudía en compañía de su madre a las ceremonias litúrgicas.

“A mí me gustaba ir mucho a misa, la gente se reía de mí, porque me veía que rezaba mucho a la virgencita, hasta me invitaban para los coros de la iglesia”, recordó.

El altar a la Virgen de Guadalupe lo instalan cada año en un predio ubicado en la calle Agraristas, frente al número 1920, se adorna conforme a la referencia de su primera aparición en el Cerro del Tepeyac, mediante piedras y objetos que simbolizan la vegetación de esa región, acompañada de Juan Diego.

La señora Francisca Cisneros dijo que por su edad ella ya no puede hacerse cargo de toda la organización, por ello su hija Claudia se hará cargo de todo desde este 2020.

Dijo además que los festejos en años pasados empezaban desde el 10 de diciembre, mediante un convivio entre la gente, se servían tamales, el día 11 se coronaba a la imagen y el día 12 le llevaban música.

Para este año será una celebración pequeña y familiar, sin embargo señaló que esa situación no impide que los fieles devotos de la morenita, dejen de celebrarle y preservar su fe en ella.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.