A la Sra. Gloria, ni la pandemia logró dejarla sin trabajo

Flor Martínez

[San Luis Hoy]

Pese a las adversidades que enfrentan algunas personas desde pequeñas, buscan la manera de superarse y salir adelante, un ejemplo de ello es Gloria Cruz Hernández Sánchez de 65 años de edad, pues a pesar de padecer desde los 3 años de edad de poliomielitis, la situación no impidió que aprendiera el oficio de la costura.

Pese a no tener la facilidad de hacer uso del pedal de un máquina de coser por la falta de movimiento en sus piernas, hace uso de su codo, al mismo tiempo que utiliza su antebrazo para coser sus telas. “Yo quise salir adelante, empecé con una maquinita de las antiguas, al no poder con el pie, me las arregle para tener la sensibilidad con el codo”.

Recuerda que enfrentó diversas dificultades en su niñez como fue el rechazo del personal docente o padres de familia que decían que contagiaría a los demás niños de su enfermedad, sin embargo nada la detuvo y desde pequeña con la ayuda de su abuelita aprendió a coser.

Con la pandemia se dedicó a elaborar cubrebocas de distintos diseños, además de continuar con sus pedidos de costura que sus clientes le solicitaban.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.