Sufrió el Nápoles más de lo previsto para vencer al Rijeka

[EFE]

El Nápoles sufrió más de lo previsto para imponerse en su vista al campo del Rijeka, que cuenta sus partidos por derrotas, y venció por 1-2 gracias a un gol en propia meta del defensa local Filip Braut a los 62 minutos de juego.

El primero en golpear fue el equipo croata, que abrió a los 13 minutos de juego el marcador con un gol del centrocampista Robert Muric al culminar una contra con un potente y preciso disparo desde el borde del área.

Un tanto que obligó a reaccionar al Nápoles, que no logró igualar la contienda hasta falta de dos minutos para la conclusión del primer tiempo, con un gol del alemán Diego Demme que remató a las redes un centro del belga Dries Mertens.

Más fortuna tuvo el conjunto italiano en el definitivo 1-2, obra del defensa local Braut, que acabó introduciendo en su portería un balón que no supieron rematar ni Andrea Petagna ni Matteo Politano.

Agónico triunfo que permitió al Nápoles igualar en la cabeza de la tabla del grupo F al Az Alkmaar holandés y la Real Sociedad, todos ellos con seis puntos.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.