Permitirá Roland Garros poco público

[AP]
PARÍS.- Con una sola semana de diferencia entre el final de un evento y el inicio del otro, el Tour de Francia y Roland Garros se estaban convirtiendo en un programa doble de entretenimiento deportivo, con público en las jornadas usando mascarillas, que confirmaría los argumentos del presidente Emmanuel Macron de que el país es capaz de convivir con el coronavirus.
Sin embargo, el virus no comparte esa idea.
Mientras que el Tour llegó a París el domingo pasado tras haber recorrido el país exitosamente durante tres semanas en plena etapa de exacerbación de contagios a nivel nacional sin que ninguno de sus 176 competidores diera positivo, el Abierto de Francia no corre con tanta suerte respecto al momento en que se disputará.
El inicio de los partidos está programado para el domingo, pero ante el incremento de casos de COVID-19 en todo Francia, los planes de los organizadores de contar con miles de espectadores en la sede diariamente para vitorear a Rafael Nadal, Simona Halep y otras de sus estrellas han sido reducidos drásticamente para permitir tan solo 1.000 aficionados por día.
“No es la situación ideal. A nadie le gusta jugar bajo tales condiciones, ¿no?”, preguntó Nadal, 12 veces campeón del Abierto de Francia, el viernes sobre la presencia de tan pocos aficionados. “Todos desean regresar a la situación normal. Pero antes, necesitamos resolver lo más importante, y eso es la salud a nivel mundial que hoy en día sigue estando en serios problemas”.
El domingo pasado, el director del torneo, Guy Forget, había mostrado buen ánimo en la televisión francesa acompañado por el director del Tour, que lucía exhausto tras haber dado positivo en coronavirus durante el periodo de la carrera y no había estado seguro de poder llegar a París. Forget lo felicitó por la gira ciclista que atrajo a una cantidad menor pero aún así considerable de aficionados entusiastas, y se dijo listo para recibir a unos 5.000 espectadores por día en Roland Garros. A pesar de que fueron pospuestos de sus periodos usuales en mayo, junio y julio, ambos eventos decidieron no cancelar , a diferencia de muchos otros al tiempo que el virus se propaga en todo el mundo.
“Gracias al Tour, gracias al tenis, los deportes se reanudan nuevamente”, afirmó Forget. “Queremos vivir bellas emociones.
Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.