Borrador automático

“LA moneda está en aire”. Por primera vez en un siglo no hay certidumbre en los resultados para determinar al ganador de la Presidencia de los Estados Unidos, por primera vez en la historia reciente, los estadunidenses y buena parte del mundo se van a dormir sin saber quién gobernará al vecino país los próximos cuatro años…

 

AYER cerca de la medianoche, el candidato demócrata Joe Biden salió a dar un mensaje optimista de que confiaba ganar los comicios, pues faltaban contabilizar los votos por correo en estados claves, aunque no se declaró triunfador y pidió paciencia a sus seguidores, minutos después, el republicano Donald Trump, quien extrañamente se mantuvo muy discreto durante la jornada, vía Twitter, aseguró o siguiente: “Estamos a los grande pero nos están tratando de robar la elección, pero nunca nos vamos a dejar”…

 

HACE cuatro años, a estas alturas ya se había definido la elección, sorpresivamente y contra todo pronóstico y encuestas, la candidata demócrata Hilary Clinton aceptaba su derrota, Donald Trump ganaba la presidencia del vecino país y aunque Hilary obtuvo mayor número de sufragios, casi 66 millones contra los casi 63 millones de Trump, el sistema estadunidense de elección presidencial de otorgar el triunfo a quien obtenga mayor número de delegados electorales, el republicano obtenía en esas fechas 304 votos de los 538 que integran el colegio electoral contra 227 de la demócrata…

 

LO más relevante de la jornada de ayer en el vecino país, además de la incertidumbre, fue la participación más alta la historia en una elección presidencial en EU, con casi el 70 por ciento de los ciudadanos que ejercieron su sufragio, también lo fue que, de nueva cuenta y como ocurrió hace cuatro años, que las casas encuestadoras se equivocaron, fallaron en sus pronósticos, pues antes de las elecciones pronosticaban una ventaja de hasta 8 puntos del candidato demócrata Joe Biden sobre Donald Trump, analistas, politólogos y académicos preveían un triunfo de Biden después de cuatro años desastrosos de la gestión de Trump…

 

LOS especialistas auguraban que afectaría electoralmente a Trump la pésima gestión de la pandemia de Covid-19 de su administración, que ha cobrado hasta el día de ayer más de 232 mil muertes y más de 9.3 millones de infectados, colocando a los EU como el país más afectado por el virus, así como una severa crisis económica provocada por la parálisis  pero no ocurrió…

 

TAMBIÉN se auguraba que el discurso de odio, misógino y racista del republicano, incluso sus recurrentes ataques a la población hispana, también tendrían un alto costo político, pero tampoco sucedió, tan sólo hay que ver cómo Trump ganó en estados como Texas y Florida, con fuerte presencia hispana, y Biden sólo llevaba ventaja en Arizona, igualmente con alta proporción de votantes hispanos,  sorprende el caso de Florida, donde Trump alcanzó un triunfo más amplio que hace cuatro años, obteniendo un millón de votos más …

 

HASTA la una de la mañana de hoy, según la agencia AP, Joe Biden llevaba una ligera ventaja con 224 votos del colegio electoral (con 64 millones 604 mil 977 votos a su favor), mientras que Trump contabilizaba 213 (con 62 millones 913 mil 549 votos), faltando de contabilizar los resultados en 9 estados, entre ellos: Michigan, Wisconsin y Pensilvania, fue precisamente en estos territorios donde la elección pasada, el republicano obtuvo su triunfo en sólo tres condados, con una diferencia de ventaja de apenas 78 mil sufragios…

CUATRO años después, estos estados van a ser claves para determinar el triunfo del presidente de los EU, podrían ser los próximos largos días de espera e incertidumbre, pues debido a la pandemia más de 70 millones de estadunidenses sufragaron vía correo, muchos de estos no han sido contabilizados, tal es el caso de Pensilvania, donde hasta hoy se comenzarán a contabilizar los votos, lo que podría cambiar las tendencias que hasta ahora se registran…

 

EL peor de los escenarios contemplados en las votaciones de los EU, se presentó, una cerrada votación que dará a Donald Trump, la oportunidad de llevar esto hasta el límite, como ayer lo adelanto en su mensaje vía Twitter donde advertía que le trataban de robar la elección, basando su desconfianza en el voto por correo, la situación pone en vilo no al vecino país sino a todo el mundo, es seguro que la elección se va a judicializar, incluso podría llegar enero, fecha del cambio de la Presidencia, y seguir la incertidumbre en un país gravemente polarizado y dividido, esto apenas comienza… Armando Acosta

 

 

 

 

 

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.