Borrador automático

NUESTRAS benditas autoridades, “ven la tempestad y no se hincan”. Ayer, con 24 mil 279 contagios y casi 2 mil muertos por Covid-19 y una tasa de letalidad al alza en San Luis Potosí, el gobierno federal, con base a la información proporcionada por la Secretaría de Salud estatal, tuvo a bien cambiar el semáforo de riesgo epidemiológico de la pandemia de la entidad del color naranja a amarillo, presuntamente por el “bajo riesgo” que representa el virus según los indicadores estatales, pero vayamos por partes…

PRIMERO: el escenario internacional. España, un país con 46 millones de habitantes, contabilizó ayer 861 mil 112 infectados y 32 mil 929 defunciones por el virus, la pandemia de coronavirus azotó España en los meses de marzo, abril y mayo, su día más álgido y con más contagios en esta primera oleada del virus se presentó el 25 de marzo con 9 mil 600 casos confirmados, a partir de junio y julio el Covid-19 tuvo en sensible descenso en este país europeo, lo que provocó que las autoridades reabrieran las actividades económicas y sociales gradualmente, incluso las clases presenciales, en agosto comenzaron a repuntar los contagios y en septiembre de plano se disparó a tal grado que el 28 de ese mes se registraron en 24 horas casi 32 dos mil infectados, por lo que el gobierno español volvió a endurecer las medidas sanitarias…

SEGUNDO: el escenario nacional. México, ayer registró en el confuso, caótico y rabón conteo que lleva el gobierno 810 mil 20 contagios y 83 mil 497 fallecidos, la pandemia en nuestro país comenzó a repuntar en los meses de junio, julio, el día donde se presentaron más contagios fue el 21 de junio con mil 40 infectados, a diferencia de España que el virus disminuyó considerablemente, en México se ha mantenido alto, principalmente la tasa de letalidad, que ayer era de 10.5 por ciento, mientras que la tasa mundial es de 2.5 por ciento; ante la ineptitud de los gobiernos de apoyar a la ciudadanía financieramente, desde julio se anunció el “regreso a la nueva normalidad” basado en un poco práctico semáforo de riesgo epidemiológico, que a la fecha rige, lo que provocó el incremento de la movilidad social con el consiguiente aumento de casos; desde agosto, las autoridades sanitarias mexicanas han insistido en un “descenso” de la pandemia, y ayer anunciaron 14 entidades en color amarillo del mentado semáforo…

TERCERO: el escenario estatal. Ayer San Luis Potosí registró 24 mil 279 casos confirmados y mil 977 defunciones. El semáforo epidemiológico en la entidad, gracias a la ineptitud del gobierno estatal, ha estado de adorno, cuando estaba en rojo se permitieron actividades sólo contempladas en el naranja, cuando estábamos en naranja pues prácticamente no había ninguna restricción, excepto las educativas y las de las oficinas gubernamentales, y ahora que estamos en amarillo pues no habrá cambio alguno; la tasa de letalidad del virus en SLP es preocupante pues va en incremento, en junio pasado era del 5.9 por ciento, en julio del 6 por ciento, en agosto del 7.1 por ciento y para el día de ayer ya era del 8.23 por ciento…

AYER mismo, el subsecretario de salud federal Hugo López-Gatell insistió en que a pesar de que el semáforo lo realiza la federación, las autoridades locales, gobernadores y alcaldes, al ser también autoridad sanitaria, están facultados para realizar las modificaciones apegadas a la realidad de cada entidad, también ayer, en Oaxaca, que contabilizaba 18 mil 694 contagios y mil 505 muertos, el gobernador Alejandro Murat, a pesar de que el semáforo colocaba a este estado en amarillo, decidió quedarse en naranja para proteger la salud de los oaxaqueños, ¿cómo es posible que en Oaxaca, con menores casos y defunciones por el virus que San Luis, tengan más sensibilidad y responsabilidad y tomen mejores decisiones que el mandatario potosino?, ¿cómo es posible que entidades que también registran un número menor a los de SLP como Chihuahua, Tlaxcala, Hidalgo, Querétaro, Durango y Yucatán permanezcan el semáforo en naranja y aquí pasemos a amarillo?…

“SI ves las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”, no sólo España, sino varios países, han tenido un rebrote del virus mucho más agresivo que en la primera oleada, ¿por qué México, con todo su desorden y falta de pruebas podría ser la excepción?, por ejemplo, España lleva realizados a la fecha 13 millones 689 mil 776 pruebas para detectar el Covid-19, lo que representa el 30 por ciento de su población, mientras que en México apenas ayer se llevaban practicadas 2 millones 68 mil 647 test, sólo el 1.6 por ciento de sus habitantes, esa es la diferencia, a ver cómo nos va a finales de noviembre y en diciembre en plena temporada de influenza, pero en fin…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.