Borrador automático

AYER comentamos en este espacio, de la terrible situación de descomposición y podredumbre que se vive al interior del Poder Legislativo, donde por la ambición y voracidad de la mayoría de sus integrantes, en la sesión del Pleno del pasado jueves, donde se votaba la ratificación de los Magistrados numerarios del Supremo Tribunal de Justicia del Estado, algunos legisladores cimbraron al Poder Judicial por capricho, intentando mañosamente con esto, imponer en estos importantes cargos a parientes, amigos o compadres. Ante la falta de liderazgos en el Legislativo, la falta de coordinación y operación política de la Secretaría General de Gobierno que ha provocado un rompimiento severo entre el Ejecutivo y los diputados y la avidez y apetito de los legisladores, la sesión del jueves fue una “cena de negros” donde, sin argumentos y por sus purititos pantalones evitaron ratificar a los magistrados, con las mezquinas intenciones que a continuación les exponemos…

RECAPITULANDO: de los 15 magistrados que integran el STJE, dos estarían por dejar su cargo por edad y jubilación, por lo que se deberían de ratificar a 13, mero trámite, pues los magistrados no tienen ningún impedimento de cualquier índole para repetir en sus cargos, además hay antecedentes que de no ser reelectos, con un juicio de amparo, la Justicia los reinstala sin problema, pero bien, de estos 13 a confirmar, los diputados sólo ratificaron a tres, con la peregrina idea de que el Ejecutivo debería de enviar nueve ternas nuevas donde los legisladores tendrían oportunidad de meter mano e incrustar en una de ellas a sus allegados…

PERO tal parece que su perversa jugada no les saldrá en esta ocasión a los diputados. Primero, trascendió que los magistrados rechazados ya interpusieron un juicio de amparo para la reinstalación, la que, por la jurisprudencia existente, la obtendrán y segundo, tómelo bajo reserva, pero se supo que esta acción ventajosa de los legisladores, de poner en riesgo al Poder Judicial sólo para saciar sus intereses muy personales, enojó en demasía al gobernador Juan Manuel Carreras, que se puso enérgico y no caerá en el juego de los “curuleros” al no presentar nuevas ternas para las nueve magistraturas restantes, lo que conducirá que serán los supernumerarios los que asuman los cargos, como dicta la Ley, esperar a que prosperen los amparos de los quejosos y dejar a los diputados con un palmo de narices sin opción al manoteo. Vaya, tarde pero sin sueño, una decisión enérgica y un manotazo del Ejecutivo para poner un freno a los excesos de los “representantes populares”…

POR cierto, quien sin duda terminó con su fugaz e incipiente carrera política, es la diputada del PRI, María del Rosario “Charo” Sánchez, quien junto con los panistas Rubén Guajardo, Ricardo “Pinocho” Villareal Loo y José Antonio Zapata, encabezaron la revuelta del pasado jueves en el Pleno del Congreso local, tómelo bajo reserva, pero trascendió que el objetivo de “Charo” Sánchez para sabotear la ratificación de magistrados, por equidad de género se postularía a varias mujeres, entre ellas a una familiar de la legisladora tricolor, “lástima Margarito”, al parecer el día de ayer Juan Manuel Carreras le dio una santa regañiza por su desmedida ambición e indisciplina, ni hablar, otro que no salió bien librado fue el líder de la bancada del otrora invencible, Mauricio Ramírez Konishi, “el cachorro de la Revolución” por su absoluta falta de liderazgo y desorden al interior de la bancada del PRI, en fin…

PASANDO a otros temas, un 3.1 por ciento menos del presupuesto de la Universidad Autónoma de San Luis Potosí, podría parecer poco, pero representa cerca de 100 millones de pesos que dejará de recibir para el 2021, que complicará aún más la gestión del Doctor Alejandro Zermeño, que no acaba de aterrizar y definir su proyecto a más de seis meses de haber asumido el cargo. Después de ocho años de una opaca, gris y nefasta gestión de Manuel Villar Rubio, Zermeño, heredó una institución con graves problemas, como las no pocas denuncias de acoso sexual, principalmente de catedráticos a alumnas, donde a pesar de los esfuerzos de la Defensora de los Derechos Universitarios Urenda Queletzú Navarro, por resolver las denuncias, se topa con la obtusa y cuadrada posición del abogado general de la UASLP, Joel González de Anda, que a la fecha nadie sabe por qué fue designado en esa posición. El retraso en tecnología en la UASLP, con recursos y personal capacitado es algo increíble, por la pandemia, el inicio de clases ha sido virtual y es incomprensible que la UASLP utilice plataformas públicas con muchas deficiencias en vez de tener una propia. Zermeño, acusó que había nepotismo y después de seis meses nada ha hecho para corregir esta situación, sin duda el nuevo rector no ha dado los resultados esperados, ojalá y corrija el rumbo…Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.