Borrador automático

EL proceso electoral para renovar gobernador, diputados y alcaldes que inició formalmente ayer, arranca en una situación sui géneris debido a la pandemia de Covid-19 que va para largo, lo que obligará a realizar campañas muy diferentes a las acostumbradas: para empezar, cero eventos masivos, a lo mucho reuniones de no más de 50 personas con todas las medidas sanitarias requeridas, mucha más propaganda visual que la de costumbre, como espectaculares, mantas, bardas, carteles, trípticos, obviamente en medios electrónicos y no se diga en las redes sociales, que ha falta de regulación, será un auténtico ring donde habrá más descalificaciones que propuestas…

PERO además de una campaña diferente debido a la contingencia sanitaria, los partidos políticos inician este proceso electoral muy desacreditado y desgastado. Una encuesta realizada apenas hace unos días por la empresa Consulta Mitofsky, donde se preguntó a los mexicanos su opinión respecto a los partidos con registro en el país, revela que el 65 por ciento de los ciudadanos aseguran no confiar en los partidos políticos, sólo el 1.8 confía en ellos y el resto no respondió, el 96 por ciento perciben que los partidos dividen a los ciudadanos, 86 por ciento dicen que sólo trabajan para sus intereses, el 79 por ciento señala que no se preocupan por formar buenos gobernantes, el 75 por ciento considera que no escuchan a la gente y el 72 por ciento los considera corruptos…

LAS principales causas del por qué los partidos se encuentran en crisis, según el estudio demoscópico, son que solo piensan en sus intereses, por los malos gobiernos que han generado y por sus escándalos de corrupción, en la pregunta expresa: “Usted considera que nuestro país necesita a los partidos políticos o cree que estaríamos mejor sin partidos?, el 55 por ciento respondió que estaríamos mejor sin ellos y sólo el 32.6 por ciento que son necesarios…

LA crisis, el repudio, el desgaste y el rechazo ciudadano a los partidos políticos no son gratuitos, se lo han ganado a pulso, sexenios y trienios van y vienen, gobernadores, alcaldes y diputados de todos los colores, sabores y tendencias ideológicas, incluso independientes, llegan y se van y nada cambia, bueno sí: la voracidad, la corrupción y la impunidad cada vez es mayor, pero el caso es que la ciudadanía está harta y cansada de años perdidos, de simulación, de engaños, de demagogia, de promesas incumplidas, de cinismo, de insensibilidad y falta de empatía con la sociedad…

SEGÚN la misma encuesta de Mitofsky, los principales problemas que afectan a los mexicanos, son: en primer lugar, la delincuencia y la inseguridad con el 25.6 por ciento, en segundo lugar el coronavirus con el 24.2 por ciento, en tercero, la corrupción con el 16.8 por ciento y en cuarto, la crisis económica con el 16.2 por ciento. ¿Cómo creerles a un gobernador y a alcaldes que la inseguridad está a la baja?, ¿cómo confiar en los partidos que postulan a diputados que no sólo permiten y solapan la corrupción, sino que son parte de ella?, ¿cómo creer a una autoridad que dice que la pandemia de Covid-19 está en descenso con casi 750 mil contagios y casi 78 mil muertos por el virus en el país y cuando todos los días nos enteramos o sufrimos con un familiar o amigo infectado y que no recibe atención médica?, ¿cómo confiar a quien asegura de la boyante economía cuando los bolsillos de los potosinos sufren de una anemia permanente?, la solución la tenemos los ciudadanos este próximo 6 de junio ante las urnas, en fin…

PD1.- Sin duda la llamada 4T tiene gran pérdida con la salida de Leonel Serrato como delegado federal de la zona metropolitana, pero de plano todo se descompone con la llegada del sucesor de Serrato, Antonio Arreola Sánchez, integrante de una de las familias más corruptas donde incluso su hermano Jorge, quién fue dirigente estatal del PRI, fue destituido por malos manejos económicos del tricolor y después de años de penar políticamente, reaparecen en Morena, ¿qué no tendrá la 4T, ya no digamos mejores cuadros, sino menos desprestigiados y corruptos?…

P2.- Tómelo bajo reserva, pero trascendió que desde hace al menos dos fines de semana, el secretario de gobierno Alejandro Leal Tovías, se está reuniendo con varios secretarios para convencerlos que la mejor opción para la gubernatura es Juan Ramiro Robledo Ruiz, quien obviamente está presente en la plática, los desayunos, comidas o cafés están organizados por una alta funcionaria del DIF-Estatal, obviamente con la venía de la presidenta y primera dama Lorena Valle, ¿pues no que muy priistas?… Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.