Borrador automático

DESDE niño, la suerte le sonreía a Juan Manuel Carreras, aquel niño güerito, bien portado y aplicado, esta fortuna le fue acompañando toda su vida, su ingreso al servicio público y a la política fue sin sobresaltos, forjó un lucrativo y próspero negocio en el ramo educativo, su amistad con el ex Presidente Felipe Calderón le permitió gozar de altos cargos en el gobierno federal y con Fernando Toranzo, esa docilidad le permitió lograr la candidatura y el posterior triunfo en la gubernatura, pero debido a su abulia y desdén para gobernar, al “güerito” Carreras se le está agotando la suerte, su administración, a casi un año de que concluya tiene un desgaste muy serio tras las crisis que provocó el vacío de poder: una crisis sanitaria, de credibilidad, de corrupción, de inseguridad, de violencia, social, política, pero sin duda la que le está quitando el sueño al primer mandatario estatal es la severa crisis económica…

YA hablamos del recorte de casi 10 por ciento del presupuesto de la federación a la entidad, la caída abrupta de los ingresos propios provocado por la pandemia de Covid-19, una deuda a corto plazo que no puede cubrir, que tiene que liquidar antes de las elecciones y que en el último trimestre aumentó un 4 por ciento y la más reciente, el último reporte de Obligaciones de las Finanzas Públicas, donde se revela que la entidad se ubica en el tercer sitio a nivel nacional en el incremento de su deuda total, al subir un 13.3 por ciento con respecto al mismo periodo del año pasado, en 2019 los adeudos del gobierno estatal eran de 4 mil 012 millones de pesos, para este año asciende a los 4 mil 702 millones de pesos, es decir casi 700 millones de pesos más contratados a la banca privada…

AL gobernador se le está formando una tormenta perfecta, pero a pesar de esto, como dice el viejo y conocido refrán: “ve la tempestad y no se hinca. Tómelo bajo reserva, pero trascendió que en los próximos días se hará el anuncio del incremento a los salarios de los burócratas, pactado apenas hace unos días, aunque Usted no lo crea, el aumento directo al sueldo será de entre un 5 y un 6 por ciento y a las prestaciones entre un 3 y un 4 por ciento, lo que sería en total un incremento del 9 por ciento retroactivo al mes de enero pasado y a pagar a más tardar la última quincena de octubre. Al parecer las negociaciones por parte del gobierno con el sindicato mayoritario, el SUTSGE, corrieron a cargo de Jorge Daniel Hernández Delgadillo, sin la presencia de la Oficial Mayor…

DE bien a bien no sabemos si el “güerito” Carreras tenga una máquina de imprimir billetes, una varita mágica o el don del Rey Midas, que convertía todo lo que tocaba en oro, de otra forma no vemos la forma de que la administración estatal pueda salir del embrollo financiero: menos dinero, pago de deuda, aumento retroactivo a la burocracia y el aguinaldo, pues al menos desde los últimos dos meses batalla para ajustar la nómina, tómelo bajo reserva, pero trascendió que el gobierno del estado para el presupuesto de egresos 2021 próximo a presentarse al Legislativo, plantea un recorte del al menos el 50 por ciento del personal de honorarios y el 20 por ciento de honorarios, vaya lío, pero en fin…

PASANDO a otros temas, en el Congreso local continúa calientito por el pleito de la Mesa Directiva que no le cumplieron a Morena, ayer, la Máxima Tribuna del estado, como ya es costumbre, se convirtió en un lavadero donde el nivel de debate estuvo pobre y por los suelos. Por primera vez el torvo diputado Edgardo Hernández Contreras conocido como “el chacorta” o el “Noroñita”, dijo algo bueno: “para tener la lengua larga hay que tener la cola corta”…

DE entrada, el incongruente del “Noroñita” Hernández Contreras, cuenta con al menos cuatro elementos de la Policía Investigadora, antes Ministerial, (dos por cada turno), a su servicio, dizque para su seguridad, al solicitar medidas de protección al decirse “amenazado”, es decir, cuatro elementos de seguridad pagados por nuestros impuestos que acompañan a este nefasto sujeto las 24 horas del día, pero “Noroñita” no es el único diputado que cuenta con servicios de “guarros” con cargo al erario, tómelo bajo reserva, pero trascendió que Cándido Ochoa tiene al menos a un elemento de la Policía Estatal de custodia, Pedro “el mijis-mentiritas” dos, el panista Rubén Guajardo uno, Angélica Mendoza uno, Martín Juárez uno, casos especiales el de las morenistas Rosa Zúñiga quien tiene a su hijo Óscar Alonso Zúñiga, también policía estatal, “comisionado” a su cargo y el de Alejandra Mendoza, quien tiene a su esposo José Luis Martínez Silva, también “comisionado”, por cierto éste último es quien orquestó la protesta de morenistas el pasado martes contra el “PRIAN” que impidió que su mujer fuera Presidenta de la Mesa Directiva, en fin… Armando Acosta

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.