Bitácora

ALGO sucede en la Dirección de Gobernación de Gobierno del Estado, que parece tener hartos no sólo a otros espacios de autoridad por la falta de coordinación y de resultados, sino también a vecinos de puntos donde operan impunemente negocios de alcohol en plena pandemia…

Y es que llegaron a esta redacción copiosas quejas de un antro que con ruidero e impacto alrededor, afectó a los vecinos toda la noche de 31 de diciembre y sin exagerar hasta las 9:30 de la mañana de este primero de enero…

SE trata de un negocio ubicado en la avenida Cordillera Himalaya, en las proximidades con la Avenida Chapultepec, sólo uno de tantos negocios, de esos que por circunstancias extrañas permanecen abiertos hasta que quieren, infringen la ley y del director de Gobernación, Roberto González Rubio, ni sus luces…

NO sería novedad que no se ejerza la autoridad, si se considera que en los rankings nacionales, el Gobierno del Estado de San Luis Potosí, desde hace algunos años, es uno de los peores evaluados en niveles de desempeño, al grado que sus calificaciones oscilan entre los lugares 24 y 29 en los sistemas de evaluación de resultados….

UNO de los puntos más importantes de las evaluaciones es, precisamente, el ejercicio de la autoridad, aquella que tampoco se ejerce para obligar a los potosinos al uso de cubrebocas y a sanitizar todo aquello que tocan…

PUES bien, el antro de Himalaya provocó airadas quejas de los vecinos, cuando el enorme ruido invadió las viviendas cercanas, la calle se llenó de vehículos y Alguien tuvo la ocurrencia de organizar una fiesta qué bien encajaría en los términos de las denominadas “Fiestas COVID”…

CONCLUIDA la juerga, aparecieron personas mayores en estado de ebriedad algunas todavía con el vaso en la mano, de alguna bebida apestosa alcohol, algunos sin poder controlar sus gesticulaciones ni sus acciones…

LOS vecinos recién desmañanados de su 2021 vieron cómo algunos orinaban en bardas, en portones y en banquetas, sin importarles la presencia de gente, por cierto en un negocio ubicado a tiro de piedra del Centro de Control, Comando, Comunicaciones y Cómputo (C-4)…

¿DE qué tamaño es la permisividad del gobierno, si incluso podrían rondar guaruras a los alrededores, esperando a los clientes del escandaloso negocio que, como muchos otros, recibió el año nuevo demostrando que en San Luis Potosí no hay autoridad o por lo menos dando a entender que tenemos un gobierno muy débil…

COMO ese ejemplo, los vecinos de colonias de toda la ciudad podrían citar muchos donde lo que se ve es un vacío de autoridad, y negocios de venta de alcohol que abren alegremente, incluso con semáforo en rojo…

Y a otra cosa, mariposa…

AURELIANO Gama Basarte es un funcionario de adorno, o por lo menos así lo demuestra la escasa autoridad que tiene para poner en orden a las organizaciones sociales que desafían al gobierno e instalan sus tianguis COVID frente al Palacio de Gobierno y la calle Hidalgo, sin que se les ponga orden…

LOS comerciantes ambulantes chantajean, se instalan donde quieren y los dirigentes hasta cobran un derecho de piso a los comerciantes instalados en protesta, para pagar fianzas de coheteros infractores, y no hay quién ponga orden…

GAMA Basarte es incapaz, y de cuyos resultados se conoce poco, pero sí se sabe, en cambio y con una solicitud de transparencia, de sus percepciones salariales que no desquita para poner en su lugar a quienes afectan a otros…

CUALQUIER duda que el comercio establecido tenga sobre la presencia de los comerciantes ambulantes en sitios prohibidos, no se resuelve con la Dirección de Comercio del Ayuntamiento, sino que deben voltear al Palacio de Gobierno, y en particular a la oficina de Gama Basarte.

PD. Damas y caballeros: ha concluido el fatídico año 2020. Llegó 2021 con algunas posibilidades preocupantes de resultados de la pandemia, y con el deseo de que el Gobierno Federal que tendrá el monopolio de la distribución de la vacuna contra el coronavirus COVID-19, no confunda la política con las decisiones de estado. Si se ofreció a distribuir la vacuna y tratar de salvar al país del atolladero en el que se encuentra, lo menos que se vale es entorpecer la logística para que la inmunidad llegue a cada rincón de las comunidades y las ciudades.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.