Bitácora

LLEGÓ la primera Nochebuena en medio de la pandemia de coronavirus Covid-19, y en el “sálvese quien pueda”, miles de potosinos se fueron a hacer montón a los negocios de carne con tal de comprar el ingrediente para el pozole…

OTROS prefirieron recorrer mercados y tiendas de autoservicio con la pretensión de hallar las frutas y la confitería para planear reuniones familiares masivas, paseando por las calles sin importar que el acto implique toparse con el virus, con muy altas probabilidades de encontrarlo…

ALGUNOS más, los que llegaron a la Navidad con muy poco dinero, prepararán alimentos y si de esta grave crisis se trata, buscarán la forma de rendirlos con agua para que por ejemplo la sopa de pasta ajuste para todos…

EN los próximos 15 días se conocerá con precisión el tamaño del segundo brote masivo del coronavirus, a partir de todo aquello que miles de potosinos hicieron para aglomerarse en mercados, tiendas de autoservicio y centrales de abastos para realizar compras navideñas cargando hasta con el perico de la casa…

PARA las próximas dos semanas será necesario contratar más médicos para atender a los pacientes y calcular si los hospitales se van a saturar de personas que contrajeron el virus en los días previos a la Navidad, requerir cantidades extra de respiradores y de personal de atención a emergencias…

ES cierto que ya llegaron vacunas para atender al primer grupo de trabajadores de salud que se encuentra en la primera línea de batalla contra la pandemia, pero ello no es sinónimo de que los contagios y las muertes terminarán pronto; falta mucho por hacer para disminuir la presión social a la pandemia…

DE ciudadanos y autoridades, es muy conocido el grupo de vendedores que cada año colocan entre los clientes la juguetería de pirotecnia y alguno que otro cohete prohibido…

MUCHOS de los responsables del manejo de la pirotecnia a veces son objeto de sanción por el decomiso de mercancías, que se originó de conductas punibles y castigables, y en ocasiones hasta porque les da por aquello de guardar centenares de kilos en un cuartito, como si fuera un fuerte de instalación militar..

LA explosión de pirotecnia por kilos puede causar destrozos al predio donde se encuentra o hacia los bienes de los vecinos, y daños personales que pudieran derivar en la muerte de aquellos que se encuentren expuestos en caso de algún estallido…

ES por ello que siempre es necesario corregir acciones peligrosas como el almacenamiento de cohetería en áreas habitacionales…

LA ciudad de San Luis Potosí desayunó con la noticia de un operativo para decomisar mercancía en puntos muy cercanos al mercado República, es decir, en una zona que de haber estallado, habría causado daño a vivienda cercanas, a una de las zonas más concurridas del centro histórico, y probablemente al propio centro de abasto popular…

NO era para menos, si se considera que los propios vendedores de pirotecnia conocen los riesgos de guardar cantidades gigantes de artefactos que producen estallido, porque es un oficio al que siempre se han dedicado, y por lo tanto, la autoridad que los encuentre no está tratando con ingenuos…

EN cierta forma, los vendedores de pirotecnia forman parte de los responsables de buscar clientes para mercancías propias de la temporada, pero a veces se olvida la moderación y el manejo prudente de un producto tan peligroso, como toda la cohetería, tan parecida a la que será destruida por el ejército.

PD. Y a propósito de militares, el viernes pasado en el semidesierto potosino, chocaron bandas delictivas con soldados, justo en zonas limítrofes con el estado de Zacatecas, donde suelen ocurrir hechos que vinculan a los involucrados con acciones de delincuencia organizada. También en los límites territoriales fue abandonada una gran cantidad de cadáveres. A los grupos delincuenciales, ya se les ocurrió que sus pugnas no tienen fronteras, y es así como cometer sus fechorías y dejan el cuerpo del delito en otra entidad federativa.

Marcar el Enlace permanente.

Comentarios cerrados.