Bitácora

NO nos gusta decir se lo dijimos, pero se lo dijimos, no una, ni dos, sino en repetidas ocasiones; veamos dijo un ciego. 20 de abril: “¿POR qué la diferencia?, porque hay países, como Chile, que tienen una acertada política para enfrentar la pandemia, o Jalisco, donde a partir de hoy lunes, las autoridades decretaron cuarentena obligatoria, por lo cual sólo se puede salir de casa para lo estrictamente necesario, además de que es obligatorio el uso de cubrebocas que serán proporcionados gratuitamente por el gobierno, la población en riesgo tiene prohibido salir a la calle y se cerrará todo aquel negocio cuya actividad económica no esté dentro de las definidas como esenciales, todo esto aplicando la fuerza pública. ¿Y en San Luis, para cuándo?…

 

21 de abril: “ES decir, en México no sólo tenemos un servicio de salud desmantelado, descuidado, indefenso, insuficiente y deplorable, sino que también saqueado por las autoridades, y esto raya ya en lo criminal y cuantimás, cuando hoy los mexicanos, enfrentamos a una de las pandemias más graves de los últimos 100 años. A nivel local no cantamos tan mal las rancheras, durante los últimos cinco años, la secretaría de Salud del estado, Mónica Rangel y su camarilla, se han dedicado a saquear inmisericorde e impunemente el recurso destinado a la salud de los potosinos, y ahora no hay día que no salga a lloriquear de que “habrá muertos”, “habrá sufrimiento”, “los hospitales se saturarán”, “pero que el Covid-19 “es el virus del egoísmo, de la falta de misericordia y de la compasión”, “que si hay muchas defunciones será porque los potosinos no se quedaron en casa” y una larga lista de cínicos etcéteras de la funcionaria, por Dios ya nadie se la cree, si hay una crisis en los servicios de salud y se desborda la enfermedad y hay cientos de muertos, será por culpa de Mónica Rangel y Juan Manuel Carreras, no hay más”…

 

22 de abril: “OJALÁ y nos equivoquemos, ojalá y que la pandemia no nos golpeé tan duro, ojalá y que nuestras benditas autoridades hay acertado en su estrategia, ojalá y que la epidemia de Influenza H1N1 de hace once años nos haya hecho más resistentes a este tipo de virus respiratorio, ojalá que tras años de comer tanta chatarra, garnachas insalubres,  grasas saturadas y tanta contaminación ambiental, el sistema inmunológico del mexicano esté fortalecido, ojalá y que, ya sea por suerte, por voluntad del Sagrado Corazón, el billete de 2 dólares o porque las estrategias de la autoridad fueron las correctas y salgamos lo menos mal librados de esto, si es así, los gobiernos de los tres niveles de gobierno tendrán el reconocimiento de los mexicanos, y si no, que se atengan a las consecuencias y paguen el costo político de sus malas decisiones”…

 

23 de abril: “CONFORME transcurran los días, el riesgo de contagio se eleva considerablemente  mientras no exista autoridad y ante la enorme probabilidad de la saturación de los servicios hospitalarios, la única medida eficiente que nos queda hoy a los potosinos, es sin duda, la de quedarse en casa, la de extremar las medidas higiénicas, cuidar en extremo a nuestros seres queridos mayores de 60 años, embarazadas o con enfermedades como hipertensión, diabetes y sobrepeso, por ser de alto riesgo, las más propensas a caer en un estado crítico de salud y requerir de respiradores mecánicos, tan escasos en nuestro país, por favor, cuídese”…

 

Y así, podríamos continuar pero nos faltaría espacio para enumerar los señalamientos que desde que inició esta pandemia hemos realizado ante la ineptitud, negligencia e irresponsabilidad de las autoridades, y mientras que ayer se rompió todos los récords de contagios en la entidad, con 460 casos en sólo una jornada y en tanto en los primeros 10 días de julio el promedio de infectados diarios en el estado era de 93, 10 días después de 100 casos y en los últimos diez días es de 261 cada 24 horas, nuestras benditas autoridades discuten de la viabilidad y permanencia del semáforo de riesgo, que rige la actividad social y económica de las entidades federativas. Ayer en una reunión virtual entre funcionarios federales y los mandatarios estatales, Hugo López-Gatell advirtió a los estados que podrían incurrir en responsabilidades administrativas y penales si no toman medidas necesarias para el cuidado de la salud durante la pandemia, este amago “engoriló” a los gobernadores quienes están más preocupados por la economía que por combatir el avance del Covid-19…

 

EN la conferencia vespertina, López-Gatell, aunque matizado, confirmó esta advertencia, al asegurar a los gobernadores que no respeten el semáforo, que hay elementos legales que llevarían a deslindar la responsabilidad de incumplimiento o en caso de una consecuencia adversa y que deben responder por sus decisiones soberanas, “no es amago, es claridad y es franqueza”, esta exhortación debería de ser muy valorada por Juan Manuel Carreras, quien a pesar de que desde hace quince días el semáforo en la entidad está en rojo, el gobernador ha permitido que las actividades no esenciales continúen operando, lo que ha provocado que la pandemia se dispare en la entidad, como lo hemos documentado; tómelo bajo reserva pero trascendió que está en proceso una iniciativa de Juicio Político contra “el güerito” Carreras, por su pésimo manejo de la crisis sanitaria y las lamentables consecuencias de dolor, sufrimiento y muerte que han acarreado, en fin…Armando Acosta