Bitácora

MIENTRAS que la entidad potosina contabilizaba hasta el día de ayer 7 mil 245 contagios y 435 muertes por Covid-19, cuando el sistema hospitalario del estado está lleno y colapsado, cuando en 8 días se han registrado mil 864 nuevos casos y 90 defunciones por el virus, cuando es casi un hecho que hoy rebasemos la cifra de 300 contagiados al día y mientras que la corrupción sigue latente e impune en la Secretaría de Salud estatal, nuestras benditas autoridades de los tres niveles de gobierno siguen evadiendo su responsabilidad ante el pésimo manejo de la pandemia e insisten, otra vez sin éxito, culpar a la ciudadanía de la tragedia. A continuación le presentamos un extracto de las melodramáticas declaraciones de ayer de la corrupta e inepta titular de los SSSLP, Mónica Rangel, que no tiene pierde…

 

“NO podemos cuidar a 2.8 millones de personas porque no tenemos la posibilidad de tener 2.8 de millones de personas de los servicios de salud públicos o privados y de cualquier institución,  vigilando  que antes de que salgan lleven su mascarilla, que antes de que se suban a un servicio público (sic) se pongan su mascarilla, que no consuman alimentos durante su trayecto porque esto los pone en riesgo al momento de que se quitan la mascarilla y toman el jugo o se van comiendo la torta, cada que lleguen a un lugar se laven las manos, que no vayan a la fiesta, que no vayan a visitar a los abuelos porque en este momento es cuestión de riesgo, que no hagan el cumpleaños del amigo porque híjole va llegando de Estados Unidos y hay que recibirlo, o el bautizo, o la boda, o la pachanga, o ir al antro, , no podemos tomar las decisiones que le corresponde tomar a cada una de las personas que vive en San Luis Potosí, que viven en Tamazunchale, que viven en Valles, que viven en cualquier municipio”…

 

“NO podemos, es imposible, quisiéramos, sí, y si porque mis compañeros están enfermando porque ya llevamos dos compañeros que han muerto, y porque a nivel nacional hay mucho personal de salud que ha dado su vida para atender a la gente, tenemos compañeros que no han visto a sus familias, a sus hijos por más de seis meses, por no contagiarlos, me incluyo, llevo seis meses que no he visto a mi hija, no me importa, estoy aquí para cuidar a los potosinos, ayúdenos, ayúdenos de verdad, el personal de salud se está muriendo en el frente de batalla y no queremos ponernos un cubrebocas, y no queremos lavarnos las manos, y seguimos teniendo la fiesta, y seguimos teniendo la carne asada, estamos en un máximo riesgo de contagio y lo estamos viendo,  ¿y nos siguen preguntando por las cifras?”…

 

NOS siguen preguntando que por que siguen incrementando los casos, dense una vuelta nada más por su ciudad, abramos los ojos San Luis Potosí, las autoridades no van a hacer lo que les corresponde hacer a cada ciudadano, abramos los ojos, la culpa no es de nadie,  ahí está el Sars-Cov2, está en todo el mundo, está circulando en todos los países, no pretendan que las autoridades gubernamentales paren por arte de magia los contagios, dense una vuelta por su ciudad y ahí van a encontrar la respuesta del porqué se están incrementando los casos, porqué los hospitales se están llenando, porqué vamos a empezar a atender a las personas en hospitales de campaña, en las unidades Centinela, ahí está la respuesta, no es culpa de la autoridad, no es culpa del gobierno, somos todos, tenemos que ayudar”…

 

COMO artista melodramática, Mónica Rangel resultó igual de mala que como funcionaria de salud, al término de su gestión a lo mucho podría dedicarse a rentarse como plañidera, o dando clases de actuación en el penal, si alguna vez se aplica la justicia en la entidad. Qué fácil es escurrir el bulto y decir ahora que son los potosinos los culpables del crecimiento explosivo de Covid-19, cuando las autoridades han abandonado totalmente su responsabilidad y sus atribuciones respecto a la pandemia, cierto es que somos un sociedad insolidaria e irresponsable, pero ¿para qué está la autoridad”, ¿quién permite que operen tianguis y mercados sin las medidas sanitarias?, ¿Por qué solapan los salones y jardines de fiesta que el fin de semana estuvieron abiertos y abarrotados?, ¿quién autorizó que en los templos se celebren XV años, bodas y bautizos?, ¿quién no ha definido que el uso de cubrebocas sea obligatorio en espacios públicos?, ¿quién autoriza que se realicen bailes callejeros como el del sábado en la Col, El Mezquital, donde además del contagiadero, fueron ejecutados dos jóvenes?, ¿quién pintó de rojo el laxo semáforo naranja que permite la movilidad?, ¿por qué siguen abiertos los antros, gimnasios y plazas comerciales, potenciales focos de infección?, ¿quién no ha realizado las pruebas suficientes para detectar contagios y aislarlos para evitar su propagación?, ¿quién ha sido incapaz de atender las necesidades económicas de los ciudadanos afectados con ayudas en efectivo?, ¿quién maquilla las cifras de contagios y decesos por el virus y miente en la disponibilidad hospitalaria?, ¿quién envía a la población mensajes contradictorios?, ¿quién simula que la pandemia ya está domada y en descenso?, ¿quién ha desviado cientos de millones de pesos destinados a la salud impunemente?, pero en fin…

 

PD.- Convertido en todo un camaleón, Carlos Jiménez Macías presumió ayer en sus redes sociales su designación como “Ministro para Asuntos Políticos” en la embajada de México en España, así de triste está la 4T, reciclando a lo peor del PRI en cargos diplomáticos, qué lamentable…

Armando Acosta