Bitácora

¿DÓNDE está la autoridad?, se preguntó ayer la Iniciativa Privada, pues el gobernador del estado Juan Manuel Carreras, en la Ciudad de México, feliz como niño con juguete nuevo, realizando labores de su nuevo cargo como presidente de la Confederación Nacional de Gobernadores (CONAGO), “candil de la calle, oscuridad de su casa”, mientras que el alcalde capitalino, también en la CDMX en reunión con el CEN del PAN como precandidato a la gubernatura, más ocupado y preocupado por su carrera política que por las lamentables condiciones en que se encuentra la ciudad, “en casa de herrero, puerta de palo”…

 

PERO mientras que nuestras máximas autoridades estatales y municipales andan de gira artística eludiendo su responsabilidad del cargo por el que fueron electos, como si la entidad y la capital no estuvieran en medio de la peor crisis sanitaria, económica y de inseguridad de los últimos 100 años, la peor de nuestras pesadillas ya comenzó, lo que nunca quisiéramos que pasara, ya está ocurriendo: los enfermos de Covid-19 están muriendo en sus casas debido a que los hospitales, privados y públicos ya no los reciben, a pesar de que las cifras oficiales de ocupación hospitalaria indicaban ayer una disponibilidad de 70 por ciento en camas generales y 66 por ciento de camas con ventilador, una mentira más de este fatídico gobierno…

 

TAN sólo el día de ayer por la tarde-noche, un hombre con síntomas evidentes de Covid-19, esperó más de seis horas a bordo de una ambulancia de la Cruz Roja Mexicana, afuera de las instalaciones del Hospital General de Soledad, en espera de atención médica y así, poco a poco, conforme trascurran los próximos días, se multiplicarán este tipo de lamentables y tristes historias mientras que las autoridades mienten y simulan descaradamente y de forma por demás irresponsable y criminal…

 

AYER en la conferencia de prensa vespertina sobre el estado que guarda la pandemia en el país, el subsecretario Hugo López-Gatell dijo lo siguiente: “El semáforo (de riesgo) Covid, es sólo uno y es federal y está estipulado claramente; les salió en rojo y el estado dice, pues para mí la realidad es naranja, lo que decimos es no, no lo recomendamos, hay riesgo de rebrotes si hay un desconfinamiento acelerado, (el semáforo) es una herramienta técnica, razonable, transparente y que se comunica semanalmente a los gobiernos estatales, es una operación que depende de la información que se genera en los estados, los datos no se producen en el gobierno federal, se producen en cada una de las unidades de salud de los estados, si los datos están incompletos pueden perturbar la realidad y alterar la calificación”…

 

EN el caso de la entidad potosina, donde debido al crecimiento explosivo de Covid-19, el gobierno federal instauró desde el pasado viernes el color rojo de “máxima alerta” en el semáforo de riesgo sanitario, y que la autoridad estatal aceptó el cambio de color y la Secretaría de Salud emitió un oficio donde ordenaba a los 58 alcaldes “la suspensión total e inmediata de todas las actividades no esenciales”, a la fecha, nada ha pasado, todo sigue igual: tianguis sin medidas sanitarias abarrotados de gente, personas en la calle, negocios abiertos, autobuses del transporte público a reventar y la mayoría de los pasajeros sin cubrebocas…

 

EL color rojo de “máxima alerta” del semáforo de riesgo de contagios federal indica lo siguiente: “La ocupación hotelera está permitida pero limitada a un 25%” el gobierno estatal dice: “hoteles, 50% de ocupación”, en el caso de restaurantes, la federación ordena: “sólo deben brindar servicio a domicilio o comida para llegar”, mientras que el estado dice: Aforo al 50%”, la federación dice respecto a los servicios de peluquería, estéticas y barberías: “pueden hacerlo s domicilio siempre y cuando apliquen las medidas sanitarias”, en tanto el estado dice: “Servicio por citas y aforo de 25%”, y mientras que la federación señala que en rojo: “los gimnasios, centros comerciales y lugares de culto, deben de permanecer cerrados, el gobierno estatal permite que los gimnasios y albercas se reabran “con aforo restringido al 25%”, los clubes deportivos operen “en horario restringido”, los centros y plazas comerciales “con horario restringido” y los centros religiosos “con aforo al 25% y en horarios restringidos”…

 

ES decir, mientras que San Luis Potosí se encuentra entre las cuatro entidades en el país con más incidencia en contagios activos, Ciudad Valles es el segundo municipio a nivel nacional en contagios por cada 100 mil habitantes y el sistema de salud está prácticamente colapsado, el gobierno del estado le “juega al tío Lolo”, pues lo que hizo en realidad, irresponsablemente, decir que el semáforo de riesgo está en rojo cuando en la práctica es naranja; las nefastas consecuencias de un gobierno ausente, pasmado e incapaz, desgraciadamente se verán en las próximas semanas, al tiempo…

Armando Acosta