Bitácora

LA administración de Juan Manuel Carreras bien podría llamarse “el sexenio perdido y de los pretextos”; para todos los graves problemas que aquejan a los potosinos el gobierno en turno tiene una salida, cualquier argumento por ilógico e increíble que sea es utilizado por los funcionarios estatales antes que admitir su ineptitud. Si es la inseguridad, o son “hechos aislados” o “riñas pandilleriles” o el “efecto cucaracha”, o “son bandas foráneas”, lo que sea, menos aceptar la incapacidad del secretario de Seguridad Pública estatal Jaime Ernesto Pineda Arteaga o el rotundo fracaso de su estrategia para combatir al crimen…

 

SI son las denuncias fundadas de actos de corrupción en el gobierno, como las más recientes documentadas en la Secretaría de Salud estatal, “son distractores”, “es un porcentaje menor del presupuesto” o son “campañas de violencia de género” contra la titular de la dependencia Mónica Lilian Rangel Martínez, señalada de desviar millones de pesos del erario; si es el explosivo crecimiento del número de contagios y muertes por Covid-19, la culpa “es de la ciudadanía que anda en la calle”, antes que admitir su pésimo manejo de la crisis sanitaria; si es la falta de dinero, “es culpa de los diputados locales” que no quieren aprobar la solicitud de endeudar las arcas públicas con una reestructuración de deuda.

 

EN cuestión de seguridad, el domingo pasado una pequeñita de apenas seis años falleció después de una balacera en la Col. Nuevo Morales, en la capital, su hermana, su madre y un joven resultaron lesionados, los responsables del ataque todavía tuvieron el descaro de ir al Hospital Central, donde eran atendidos los heridos, para amenazar a los familiares de las víctimas si los denunciaban; en la Col, Prados, un joven fue asesinado a tiros y en Matlapa un jornalero fue ultimado a balazos. Pero no son solo los delitos de alto impacto los que afectan y atemorizan a los potosinos, lo son también los robos de vehículos, las extorsiones, el narcomenudeo, las violaciones, los feminicidios y los hurtos a comercios…

 

EN la madrugada del domingo, en menos de 7 horas, un Oxxo ubicado en la Av. Aeropuerto fue víctima de dos atracos: el primero se suscitó a las 5 de la mañana, cuando un solitario ladrón en bicicleta rompió uno de los cristales de la tienda, se introdujo, sacó una bolsa y una caja con botellas de licor y cigarrillos, fueron los vecinos, alertados por la alarma de la tienda, quienes salieran a ver lo que ocurría, lo que provocó que el delincuente tirara el botín en medio de la calle, el robo duró al menos 15 minutos, poco tiempo después arribó un vehículo de la compañía de alarmas pero la policía nunca llegó; al mediodía, dos hampones con pistolas arribaron al negocio a bordo de un vehículo sedán color blanco, con tapa bocas ingresaron, amagaron a los empleados y clientes, realizaron disparos al aire, tomaron el efectivo y se retiraron, la policía llegó 20 minutos después…

 

MIENTRAS tanto, el titular de la SSPE, Jaime Pineda, por fin dio a algo positivo: la prueba de Covid-19; desde la semana pasada el funcionario se encuentra aislado y renuente a hacer público su contagio, porque no quieren que digan que es “huevón”, lo más grave es que el personal de la dependencias está molesto y preocupado porque no han realizado los test de coronavirus, la SSPE está “patas pa arriba”, hace unos días renunció la contralora interna y la directora administrativa del C5-i2, debido a los maltratos y desplantes de Pineda Arteaga…

 

AYER, el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) reveló los índices delictivos de la entidad, donde -tras cuatro meses de la pandemia- los delitos totales disminuyeron en la entidad, sin embargo los robos de vehículos aumentaron 70 por ciento, los homicidios dolosos 35%, el narcomenudeo 82.1 por ciento y las violaciones 4.8 por ciento, de nada sirven las reuniones matutinas diarias de seguridad de los tres órdenes de gobierno, ni la “tecnología de punta” del C5-i2, ni las cientos de patrullas adquiridas en el último año, ni el alumbrado “carísimo” que está instalando el ayuntamiento capitalino, por cierto, hoy la prioridad del presidente municipal de la capital, no es la pandemia de Covid-19, ni la inseguridad, ni la precaria situación económica de los potosinos, sino “el análisis para ver de qué manera se presenta el II informe de gobierno municipal”, por Dios, cuánta frivolidad e incompetencia…

 

PD.- El partido tricolor, el PRI, calienta motores para el proceso electoral que está por iniciar, el líder estatal, Elías Pecina, designó al Ing. José de Jesús Ponce Zúñiga como el encargado de la estructura, a los abogados Arturo Haro como representante en el Ceepac, a Alberto Rojo Zavaleta en el INE y a Roberto García en el Registro Nacional de Electores…

Armando Acosta