Depp niega violencia durante matrimonio

Afirma que sostuvo una relación volátil con Amber Heard

(AP)

Londres.- Johnny Depp dijo ayer que su relación con Amber Heard era “una escena de crimen a punto de ocurrir”, pero negó que la atacara durante un ataque de ira avivado por las drogas en Australia mientras filmaba una de las películas “Pirates of the Caribbean” (“Piratas del Caribe”).

El astro de Hollywood proporcionó evidencia en el tercer día del juicio por su demanda contra un trabloide británico que lo llamó “marido golpeador”.

Depp demanda a News Group Newspapers, editora de The Sun, y al editor ejecutivo del diario Dan Wootton, por un artículo de abril de 2018 que decía que abusó físicamente de Heard.

La defensa de The Sun se basa en las denuncias de Heard de 14 incidentes de violencia por parte de Depp entre 2013 y 2016. El actor las niega todas rotundamente.

RECHAZA ACUSACIONES

Al ser interrogado por la abogada de The Sun, Sasha Wass, Depp describió una relación volátil con Heard durante una época en la que trataba de dejar las drogas y el alcohol pero a veces recaía. Dijo que sentía que estaba en una “constante caída en picada”, y recordó que le dijo a Heard en varias ocasiones: “Oye, estamos en una escena de crimen por ocurrir”. Pero negó que fuera violento.

Depp rechazó la acusación de Heard de que la sometió a “tres días de agresiones” en marzo de 2015 en Australia, donde él filmaba la quinta entrega de “Pirates of the Caribbean” como el capitán Jack Sparrow. “Lo niego vehementemente y diría que es una vulgar fantasía”, dijo.

Depp y Wass discutieron sobre los detalles del episodio en Australia, que terminó con la casa rentada por la pareja hecha un desastre y un dedo de Depp herido hasta el hueso.

Depp acusa a Heard de ocasionarle la cortada arrojárdole una botella de vodka. Ella niega haber estado en el cuarto cuando él se cortó el dedo.

De acuerdo con Heard, Depp consumía cocaína, bebía whisky Jack Daniels de la botella, rompía botellas, le gritaba a Heard, le golpeó la cabeza contra un refrigerador, la arrojó contra una mesa de pimpón y rompió una ventana.

“Esos son inventos”, dijo él.

Negó que consumió drogas pero aceptó que la pareja había discutido y que en algún momento “decidí terminar con mi sobriedad porque ya no me importaba más, necesitaba doparme”.

HISTORIA

Depp estuvo de acuerdo con que la casa quedó “destrozada” tras la pelea de la pareja, que dijo que fue desatada por la infelicidad de Heard por haberle pedido que firmara un acuerdo prenupcial.

En la corte mostraron fotografías de espejos cubiertos con grafiti, que Depp reconoció que él había escrito tras meter su dedo ensangrentado en pintura. Pero dijo que Heard era responsable de la mayoría de los daños en la casa.

“Eso es completamente falso”, dijo Wass.

“Gracias, pero no lo es”,

dijo Depp. Wass también alegó que Depp agredió a Heard durante un intento por terminar con su adicción al opioide Roxicodone (oxicodona) en su isla privada en las Bahamas

en 2014.

Wass dijo que en ese entonces Depp elogió los esfuerzos de Heard por ayudarlo a estar sobrio. La abogada leyó un mensaje que Depp envió a la madre de Heard diciéndole “tu hija ha estado muy por encima de la horrible tarea de cuidar de este pobre viejo junkie” y hablaba de su “heroísmo”.