De la prueba Covid a ofrenda a Juárez

Será su primera visita al extranjero como presidente

(EFE)

Ciudad de México.- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, viajará este martes para reunirse el miércoles con su homólogo de Estados Unidos, Donald Trump, por el arranque del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

La visita, la primera de López Obrador al extranjero, le exige al mandatario mexicano cumplir con ciertas medidas como someterse a una prueba de Covid-19.

AVIÓN COMERCIAL

“Ya estamos preparados, ya sabemos cómo vamos a viajar, va a ser en avión de ruta, avión comercial”, dijo Andrés Manuel López Obrador.

Explicó que junto con su comitiva llegarán a Washington por la noche del martes y el miércoles cumplirán distintas actividades, como llevar ofrendas a Benito Juárez y a Abraham Lincoln, para luego dirigirse a la Casa Blanca, donde sostendrá encuentros y reuniones hasta la tarde-noche y regresará a México el jueves.

SE SOMETE A PRUEBA

Antes de viajar, el mandatario se someterá a la prueba de la COVID-19, la cual se ha mostrado reacio a practicarse en distintas ocasiones, porque no lo ha considerado necesario.

“Sí, me voy hacer la prueba, posiblemente hoy por la tarde y ya mañana, si es que alcanza (el tiempo) que me den el resultado, les informaría”, avisó a medios y dijo que dará su conferencia del martes ya que viaja al mediodía.

LA COMITIVA

Este día, López Obrador remarcó que su comitiva la integran la secretaria de Economía, Graciela Márquez; el canciller Marcelo Ebrard; el coordinador de Presidencia, Alfonso Romo, y el jefe de la ayudantía del presidente, Daniel Asaf.

Mientras que en Estado Unidos estará la embajadora de México en Estados Unidos, Martha Bárcena.

Además, descartó que al viaje asista su esposa. “No, no me acompaña Beatriz (Gutiérrez Müller)”, dijo López Obrador.

ESTANCIA EN DC

Sobre su estancia en EU, López Obrador contó que el Gobierno estadounidense le ofreció a la comitiva mexicana un hotel con las habitaciones necesarias y seguridad y con todos los gastos pagados.

Recordó que la Casa Blair, una residencia para alojar a jefes de Estado dentro de la Casa Blanca, está en reparación. Y ante ambas opciones decidió quedarse “a descansar en la residencia oficial, en la embajada”. “O sea que voy a estar en territorio mexicano en Washington”, agregó.