Bitácora

EL pasado miércoles se registró el mayor número de contagios de Covid-19 en todo el orbe, al contabilizar 176 mil en una sola jornada, ayer viernes fueron más de 150 mil infectados, más de la mitad se presentaron en el continente Americano, tras este explosivo aumento, ayer mismo, el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que la pandemia “se está acelerando”…

EL presidente de la OMS ahondó y dijo lo siguiente: “El mundo se encuentra en una nueva y peligrosa fase. Muchas personas están comprensiblemente hartas de estar en casa. Es comprensible que los países estén deseosos de abrir sus sociedades y economías. Pero el virus se sigue propagando rápidamente, sigue siendo mortal, y la mayoría de la gente sigue siendo susceptible. Hacemos un llamado a todos los países y a todas las personas para que ejerzan una vigilancia extrema”…

LOS mensajes optimistas del Presidente de la República de que: “se redujo el contagio y se volvió horizontal” dicho por López Obrador el 29 de abril, o el “ya pasó lo más difícil” del 14 de junio, o las conferencias vespertinas de López-Gatell, donde todos los días asegura que la pandemia va a la baja en México y cada semana anuncia que ahora sí vendrá el “pico” de la curva epidemiológica en el país, ya están cansados los mexicanos, pues la realidad es muy distinta, aun tomando en cuenta las cifras “maquilladas” de la autoridad…

DESDE que se presentó el primer deceso provocado por Covid-19 en nuestro país, el 18 de marzo del año en curso tuvieron que transcurrir 75 días, hasta el 1 de junio –día en que coincide con el fin de la Jornada Nacional de Sana Distancia-, para que acumularan 10 mil muertos por el virus, de esa fecha al día de ayer, en 19 días, las defunciones se duplicaron, al sumar ya 20 mil 394, y los contagios, en ese mismo lapso, pasaron de los 93 mil 435 a los 170 mil 485 de ayer viernes…

EN San Luis Potosí, al término de la Jornada Nacional de Sana Distancia, donde todas las actividades, excepto las esenciales estaban cerradas y la recomendación a la ciudadanía era de quedarse en casa, hace 19 días, los contagios se dispararon en un 118.3 por ciento y los decesos en un 120.6 por ciento, un incremento mayor al de todo el país que fue de 82.4 por ciento en infectados y del 100.5 por ciento en los fallecimientos, es decir, desde que se presentó el primer muerto por el virus en la entidad, el 25 de marzo, pasaron 69 días para que se acumularan 58 defunciones, y en los últimos 19 días se han presentado 70…

ENTONCES, la lógica elemental y el sentido común indicarían que en el momento de mayor riesgo de contagio, las actividades sociales y económicas deberían de permanecer cerradas, aún más que en los primeros tres meses de la pandemia, pero como en nuestras benditas autoridades no hay ni lógica ni sentido común, hacen lo contrario; es decir, con las peores cifras en todo el país y más en San Luis Potosí, ayer el gobierno federal presentó el “Mapa de riesgo” donde 17 entidades se encuentran en color naranja, y las estatales, aunque dice seguir en rojo, permite que ya prácticamente todos los negocios e incluso algunos parques estén abiertos, y planean que la próxima semana reabran gimnasios, estéticas, cines, templos y antros, aunque la mayoría de estos, como “El Rockabilly”, “El Muchacho Alegre” y “La Terracita”, ya estén operando desde al menos hace quince días, ante el beneplácito del gobierno estatal y municipal…

EL Ejecutivo estatal resultó más papista que el papa, con una gran irresponsabilidad y acatando sin chistar las disposiciones del gobierno federal, reabre las actividades poniendo en riesgo a miles de potosinos, en contraparte, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, aun siendo del mismo partido en el poder Morena y que los contagios en lo que van del mes se incrementaron un 55.1 por ciento, informó ayer que el semáforo epidemiológico en la CDMX permanecería en rojo la próxima semana, cancelando la reapertura de algunas actividades programadas para el 22 y 29 del mes en curso, Sheinbaum informó que esta decisión se tomó debido a que las condiciones sanitarias no permiten todavía pasar al naranja y que la reapertura de la economía tendrá que esperar a que los contagios disminuyan. Esa es la diferencia de contar con gobernantes con sentido común y responsabilidad, no como en nuestro querido San Luis, pero en fin…Armando Acosta