Bitácora

EN las recientemente publicadas memorias del genial actor, guionista, director y clarinetista neoyorquino, Woody Allen, “A propósito de nada”, menciona lo siguiente: “Papá se mantuvo lleno de vida hasta más allá de los noventa y cinco, sin que ninguna preocupación le quitara el sueño. Como tampoco lo hacía ningún pensamiento en sus horas de vigilia. Su filosofía era “si no tienes salud, no tienes nada”, un ejemplo de sabiduría más profundo que toda la complejidad del pensamiento occidental, sucinto como una galleta de la fortuna. Y él sí que conservaba su salud.”

 

“SIN salud la vida no es vida, sino solo un estado de languidez y sufrimiento, una copia de la muerte”, frase atribuida a Siddharta Gautama mejor conocido como Buda; “Mientras tenga salud y fortaleza, trabajaré gustosamente todos los días”, decía el genial pianista polaco Federico Chopin, quien paradójicamente y a pesar de sus deseos, falleció muy joven de tuberculosis a la edad de 39 años; “Hay tanta gente que pierde su salud por amasar riquezas”, proverbio anónimo; “Rico es el que tiene salud”, dicho de Ralph w Emerson, escritor, filósofo y poeta estadunidense…

 

ARTHUR Shopenhauer, filósofo alemán dijo: “La salud no lo es todo pero sin ella, todo lo demás es nada; “Mejor es prevenir que curar”, Erasmo de Rotterdam, filósofo holandés; “La libertad y la salud se asemejan; su verdadero valor se conoce cuando nos faltan”, Henri Becque, dramaturgo francés; Mahatma Gandhi, acuñó la siguiente frase: “ La salud es la riqueza real y no piezas de oro y plata”; El que tiene salud, tiene esperanza; el que tiene esperanza, lo tiene todo”, adagio anónimo y no podía faltar el mexicanísimo “lo bueno es que hay salud”…

 

NADIE sabe lo que tiene, hasta que lo pierde, peor si es la salud. Nadia, absolutamente nadie, en su sano juicio quiere enfermarse o que algún ser querido, familiar o amigo pierda la salud, de cualquier padecimiento, incluyendo el Covid-19; cierto, la precariedad económica por la que atraviesa la mayoría de los mexicanos debido a la parálisis generalizada provocada por la pandemia, es cada vez más preocupante, el dinero se agota tras dos meses de cuarentena y la angustia y la desesperación hace presa a todos los ciudadanos de casi todos los niveles económicos…

 

PERO estamos seguros que Usted querido lector, su vecino, sus familiares y amigos preferirían más estar sanos que con un alto riesgo de acabar entubados en un hospital; podremos comer frijoles y tortillas, pero con salud, esto pasará y el futuro en incierto y se vislumbra un panorama negro, principalmente en lo económico, pero tenemos que conservar la salud como prioridad, para cuando pase la tormenta, con todas las fuerzas salir adelante, será una realidad muy dura, algunos tendrán que iniciar de cero, la mayoría luchará y se esforzará al doble para tener el mismo nivel de vida que antes de la pandemia, pero no lo haremos si estamos enfermos o peor, sin vida…

 

AYER en México se registró el día con más contagios, más casos sospechosos y el segundo más letal del Covid-19, 2 mil 973 infectados, 33 mil 291 casos sospechosos y 420 muertos en una sola jornada, con el día de ayer ya son 8 días consecutivos en que los casos de coronavirus no bajan de 2 mil y los decesos en ese mismo lapso suman ya 2 mil 290, es decir el 35.2 por ciento de las defunciones por coronavirus en el país se han presentado en los últimos 8 días; por eso sorprende de sobremanera que cuando más riesgo de contagio hay, nuestras benditas autoridades, irresponsablemente, sin hacer pruebas masivas ni entregar apoyos económicos suficientes a los mexicanos,  ya estén hablando del regreso a la “nueva normalidad” y de entrada, al menos en la entidad, permitan el regreso a laborar de 130 mil trabajadores…

 

“EL regreso a la normalidad en SLP depende de la economía”, dijo ayer el gobernador Juan Manuel Carreras en una entrevista radiofónica con el periodista Carlos Loret de Mola, ¿y la salud de los potosinos señor primer mandatario estatal?; el Ejecutivo aseguró que el retorno a la actividad productiva no afecta la capacidad sanitaria de la entidad, aunque confirmó que las clases presenciales, al menos en junio, no se reanudarán así como las actividades gubernamentales y adelantó que los eventos de esparcimiento y recreación serían los últimos en reactivarse, todo lo anterior a pesar de aceptar de que el “pico” de la pandemia está por darse…

 

ENTONCES, ¿cómo reactivar la economía, aunque sea escalonadamente, si todavía no viene lo peor?, ¿cómo arriesgar que los hospitales no se saturen, al sacar a la calle a 130 mil trabajadores?, el virus es impredecible y mientras que no se apliquen las pruebas masivas a la población no sabremos en dónde estamos parados y mientras que la ayuda económica a la población no sea suficiente, el retorno a la “nueva normalidad” es totalmente inviable e irresponsable. Por cierto, en menudo lío metió la titular de los Servicios Estatales de Salud, Mónica Rangel al gobernador, al no informarle de la muerte por Covid-19 de una menor que tenía como morbilidad la desnutrición aguda, pues en la entrevista con Loret de Mola, Carreras sólo patinó al asegurar que no estaba enterado del asunto, que bárbaros…

Armando Acosta