América trata de encerrarse en casa

Mientras Trump desafía al COVID-19, tras pedir que se relajen las restricciones

[EFE]

Redacción Internacional.- América vivió hoy una carrera contrarreloj para intentar frenar el avance de del COVID-19 y la mayoría de los países empiezan a confinar a sus poblaciones, mientras el presidente de EE.UU, Donald Trump, se desmarcó de los expertos sanitarios al pedir que se relajen las restricciones a partir del próximo 12 de abril para que la economía no entre en recesión.

Las afirmaciones de Trump se producen cuando gran parte de la población de América se encuentra confinada, se empiezan a reportar muertos por decenas en países como EE.UU., Brasil, Ecuador y Canadá, y los contagios en el grueso de países y territorios del continente crecen de manera exponencial.

Un total de 38.757 nuevos casos globales de COVID-19 se registraron en el mundo en las últimas 24 horas, por lo que el total de afectados se eleva hoy ya a 372.757, mientras que los fallecidos son 16.231 (1.579 más que en la jornada anterior), según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

CONFINAMIENTO SOCIAL

El coronavirus ya está presente en toda América y los casos siguen en aumento pese al confinamiento social. Sao Paulo, el estado más poblado y rico de Brasil, entró en un letargo de 15 días para contener la propagación pues es la región más golpeada del país.

El número de muertos por COVID-19 en Brasil aumentó hasta los 46 este martes y los casos confirmados ya son 2.201.

Argentina registró dos nuevas muertes por coronavirus, que ascienden así a seis, mientras las autoridades reforzaron las medidas de control para asegurar el cumplimiento del aislamiento obligatorio para toda la población que rige desde el viernes pasado.

Chile, que registró su primer caso el pasado 3 de marzo y ahora reporta más de 900, se encuentra bajo el estado de excepción por catástrofe, con toque de queda desde las 22.00 horas, las clases suspendidas y las fronteras, los centros comerciales, los cines, los restaurantes y los comercios que no sean de primera necesidad cerrados.