Nuevas protestas vs. ley étnica en India

[AP]

NUEVA DELHI.- Hindúes furiosos, armados con picos y barras de hierro, arrojaron piedras a musulmanes el martes, en un nuevo estallido de protestas violentas en la capital india contra una nueva ley de ciudadanía en las que murieron al menos 10 personas y que ensombrecieron la visita del presidente estadounidense Donald Trump.

Después de mantener conversaciones con el primer ministro Narendra Modi, Trump dijo a la prensa que estaba enterado de la violencia, pero que no se habló del asunto.

Humo negro se alzaba al cielo sobre el noreste de Nueva Delhi después que los manifestantes hindúes incendiaron tiendas de frutas y verduras y un santuario musulmán, dijeron testigos.

Además de los muertos, al menos 186 personas 56 agentes policiales y 130 manifestantes sufrieron heridas en los choques que comenzaron el lunes, dijo el vocero policial Anil Kumar.

La agencia noticiosa Press Trust of India informó de 11 muertes y de una persona arrestada y 20 detenidas por su presunta participación en la violencia. La policía no confirmó el informe de inmediato.

La violencia ha remecido al país desde que el Parlamento aprobó una nueva ley de ciudadanía que permite la naturalización rápida de miembros extranjeros de algunas minorías religiosas, pero no los musulmanes. Preguntado sobre la nueva ley, Trump dijo que “no quiero hablar de eso. Quiero dejarle eso a la India y tengo la esperanza de que tomarán la decisión correcta para el pueblo”.

Los manifestantes hindúes ensalzaron a los gritos a los dioses y diosas de su religión. La policía lanzó gases lacrimógenos para dispersarlos y también a un grupo de musulmanes. Los dos grupos se retiraron a lados opuestos de una carretera.

En otras zonas del noreste de la capital, los manifestantes desafiaron la prohibición de reuniones públicas de más de cinco personas, arrojaron piedras e incendiaron tiendas y vehículos, dijo un agente de policía que habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a revelar detalles.