Sigue la lucha en el mundo contra virus

(AP)

Beijing, China.- Funcionarios de salud de China manifestaron optimismo el jueves sobre el control del brote de un nuevo virus, pero continúan las dudas sobre la trayectoria real de la epidemia, una vez que China cambió nuevamente su método de conteo, y por la aparición de nuevas amenazas fuera del país.

“La tendencia a la baja no se revertirá”, insistió Ding Xiangyang, subsecretario general del Consejo de Estado e integrante del grupo de supervisión del Gobierno Central.

Sin importar las promesas que fueron difundidas donde la enfermedad representa su mayor amenaza, países de todo el mundo siguieron luchando con la reacción en cadena.

El frente más reciente en el extenso combate a nivel mundial contra el COVID-19 surgió en Daegu, Corea del Sur, donde los 2,5 millones de habitantes de la ciudad fueron exhortados a permanecer en lugares cerrados y portar cubrebocas en todo momento para contener más infecciones.

Las autoridades surcoreanas informaron de la primera víctima mortal a causa del nuevo coronavirus y a su vez reportaron 53 nuevos casos, lo que eleva a 104 el número de contagios desde que el patógeno comenzó a propagarse por el país hace un mes.

El brote se registró a más de 1.400 kilómetros (900 millas) de distancia del epicentro del COVID-19 a lo largo del Mar Amarillo en la provincia china de Hubei y su capital de Wuhan, una señal de los riesgos que el virus potencialmente representa para las comunidades de la región y más allá.

Si bien todos excepto aproximadamente 1.000 de los más de 75.000 casos reportados de COVID-19 han sido registrados en China, casos dispersos han surgido en otras partes.