Recortes frenan tarea de fundación contra cáncer

(EFE)

Ciudad de México.- La Fundación de Cáncer de Mama (Fucam) denunció este jueves que el Gobierno, con la creación del nuevo servicio público de salud, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), ha dejado de financiar su actividad, mediante la cual brindaba atención gratuita a la población más desprotegida del país.

El convenio de la Fucam con el Ejecutivo expiró el pasado 1 de enero, cuando nació el Insabi en sustitución del antiguo Seguro Popular, y desde entonces la fundación “agotó todos sus recursos en un esfuerzo para financiar estos tratamientos, con la esperanza de concretar un convenio” con la nueva institución, sostuvo la asociación en un comunicado.

“Lamentamos comunicarles que el empeño de nuestros intentos, así como nuestros resultados y la experiencia que nos respalda, no fueron suficientes para concretar una alianza con el Gobierno”, informó la Fucam.

Por ello, la fundación “se ve obligada a frenar la gratuidad (en el servicio), ya que se carecen de insumos y medicamentos para este tipo de atención”.

Las pacientes que se beneficiaban de la atención gratuita de Fucam financiada por el Seguro Popular recibirán un resumen de su expediente médico y su caso se derivará al Instituto Nacional de Cancerología, al Hospital Juárez o al Hospital General de México, todos ellos centros públicos, explicó.

Pese al fin del servicio gratuito, la Fucam aseguró que no interrumpe su atención mediante un servicio de cuotas adaptadas a la condición socieconómica de las enfermas.