Racismo, tras brutal ataque en Alemania

Gobierno garantiza lucha contra la xenofobia

(EFE)

Hanau, Ale.- El Gobierno alemán garantizó que luchará contra el racismo y la xenofobia un día después de que un ciudadano alemán asesinara a nueve personas, todos de origen extranjero, matara a su propia madre y finalmente se suicidara en una ciudad cercana a Fráncfort.

Desde Berlín ha viajado a la ciudad donde ocurrieron los hechos, Hanau, el presidente de Alemania, Frank-Walter Steinmeier, quien participó en un acto en recuerdo de las víctimas. Se han sumado a los ministros del Interior, Horst Seehofer, y de Justicia, Chistine Lambrecht.

Seehofer expresó sus condolencias a la población y repitió palabras de la canciller, Angela Merkel, según las cuales “el racismo es veneno”.

“Es todavía muy pronto pero todo apunta a una motivación racista. El racismo es veneno, perturba los espíritus y lleva a que aflore el mal”, dijo.

El asesino, un alemán de 43 años llamado Tobias Rathjen, dejó un manifiesto con pensamientos claramente xenófobos y racistas.

El ministro ha anunciado una reunión con los responsables de Interior de todos los gobiernos regionales de los estados federados para analizar lo ocurrido.

Los hechos ocurrieron cuando Rathjen abrió fuego en un bar del centro de Hanau en el que se fuma el narguile. Ahí mató a cuatro personas, dos dentro del bar y otras dos delante del establecimiento.

Posteriormente se dirigió en coche a Kesselstadt, un barrio de Hanau con importante población de origen extranjero, siguió disparando y mató a cinco personas más. Al parecer el arma la había comprado legalmente en internet.

Finalmente se dirigió a su casa, disparó a su madre, con la que vivía, y se suicidó.